18.9.12

Santiago

  Poco a poco nos fuimos acercando a aquel hombre y en un santiamén estábamos a su altura. Mi padre me agarro de la mano y me dijo que le diera un beso al señor. - Santiago, este es mi hijo. Su hijo tenía siete años y una gorra calada puesta donde debajo de una hoz y un martillo ponía “Por el socialismo en libertad”. Todos los hijos de comunistas seguíamos el mismo ritual entonces. Dirigente-cargo publico-héroe-mito que veíamos, dirigente-cargo publico-héroe-mito que mi padre saludaba y besábamos mi madre y yo.

Era 1978 y mi amigo Fernando Gracin hizo una canción hace algún tiempo sobre ese año. ( http://www.fernandogarcin.com/ ) El año anterior habíamos acudido en masa a Torrelodones a ponernos hasta arriba de agua en una finca de Teodulfo Lagunero. Este año, ya en la casa de campo, en la inmensa casa de campo donde el pabellón de cristal era solo la representación del Partido Comunista de la Unión Soviética, paseábamos y andábamos durante los tres días, porque en un día solo no te daba tiempo a ver la fiesta entera.

Carrillo caminaba por allí con Tamames, con Sartorius, con Pilar Bravo, mezclándose entre obreros de la construcción como mi padre y otros padres que a determinada hora entraban de servicio de orden y nos dejaban solos porque tenían que ir a vigilar que no nos atacasen los guerrilleros de Cristo Rey y nos reventaran la fiesta.

Entonces Carrillo era el partido. Dolores y Carrillo tanto monta, los mitos del PCE. Había otros como el Paisano, Ignacio Gallego, Simon, Marcelino… y otros más que venían de fuera como Berlinguer y Marchais a apoyar una coña de socialismo en la libertad de la OTAN del PCI. Pero si Santiago decía que había que ir a la plaza toros a ver a Berlinguer, allí íbamos los comunistas como un solo hombre. Los comunistas éramos toda la familia (lo seguimos siendo, la gata Frida también milita en el PCE gatuno). Y si el eurocomunismo era lo que había que defender, pues se defendía aunque aquí fuéramos más pro soviéticos que Brézhnev.

Con la hostia del 82 vimos que no todos los que iban a la casa de campo eran comunistas, o mejor dicho. Si que eran comunistas pero solo esos. Los que íbamos a la fiesta y a los mítines. Ni más ni menos. Los que no iban al fin y al cabo eran más y resultó que eran todos el soe. Primero del soe solo sin OTAN ni Yankees. Luego ya chulos con mayorías absolutas, del soe con OTAN, con Yankees, con la mierda de la reconversión, con Felipe chupandesola a Reagan y con lo que hiciera falta. Y si hacia falta los GAL pues se montaban y aquí no se mueve ni dios. El soe, Solchaga y Boyer. Casi ná.

Y Santiago entonces dejo la secretaria general y pusieron a un minero honesto llamado Gerardo Iglesias. Gerardo no se dejo mangonear y Carrillo monto un chiringo propio llamado Partido de los Trabajadores que no trabajaba, y que acabo trabajando para el soe por la puerta de atrás. El mito del PCE y de la peluca clandestina en míticos pulsos con Fraga, se pone desde entonces a fustigar al PCE y a IU a sueldo de PRISA con toda la mierda que ello conlleva. Convierte a Julio Anguita en su principal objetivo y se dedica a pedir el voto para el PSOE ninguneando a Izquierda Unida. Conviene recordar que Julio Anguita ha sido el mejor secretario general del Partido Comunista desde Pepe Díaz.

Pero no todo lo que vengo a poner aquí esta noche son reproches al hombre que conocí en el 78. Santiago Carrillo sentado fumando en el congreso, el 23 de Febrero del 81 es un mito más grande que la propia constitución que ahora se pasan por el forro y que vale una mierda. Santiago con dos cojones echándose un pito ante la verde infamia que pegaba tiros. Busquen a Felipe el estadista y a todas las ratas del soe. Búsquenlas y encuéntrenlas en el suelo. Santiago y esa mentirosa comparación y equiparación con un Fraga Fascista y criminal en Vitoria y en Montejurra. Un perro con las manos manchadas de sangre que tuvo que ser juzgado por actor principal en el fascismo.

Santiago héroe del pueblo al que me estoy pensando si ir a despedir mañana y saludar puño en alto como saludamos los comunistas. “salud camarada” como le dije en el 78.

Ya veremos si voy o si decido no ir y que lo despida Gemma Nierga y el grupo PRISA. A sueldo de los que estaba para destruir Izquierda Unida.

5 comentarios:

edu dijo...

Hola V. Da gusto leer un análisis tan personal y sincero. La verdad es que lo que escribes llama a la reflexión. Afortunadamente los comunistas no somos idolotras ni totemicos pese a lo que piensan algunos y la crítica debe estar siempre presente. Sino no sería comunismo.
No obstante pese a mis profundasdudas sobre mis dudas sobre el eurocomunismo y su tolerancia hacia los nacionalismos no me parecen mal sus reservas hacia Anguita, el señor que ideó la pinza PP-IU contra el PSOE.
Más teniendo en cuenta que el PSOE de aquellos años pese a todo era algo socialista cosa que no ha pasado en los últimos tiempos. Por eso no puedo reporchar a Carillo esas culpas. Sobre otras leyendas negras no hablemos. Hoy es dia de respeto ateo-católico.
Un abrazo

V dijo...

Edu, me alegra discrepar contigo por una vez en algo hermano.

No lo veo como tú. Creo que eso de la pinza se desmonta con datos por si solo. Es consultable en la página del congreso de aquella legislatura pinzera, las veces que el soe y el PP votaron juntos en aquella legislatura desde el 93. Entre ellas Maastricht, reforma laboral, privatizaciones del sector publico, comisiones de investigación sobre el cuartel de Itxaurrondo, modelo de ejercito, arrendamientos urbanos, etc., etc., etc.…
Los acuerdos Iu-pp de entonces se limitaban a coincidir pidiendo comisiones de investigación en Filesa, etc. Para de contar.
Ninguna coincidencia en temas de políticas económicas, sociales o internacionales. A eso PRISA, el soe, y miles de aprendices de Goebbels lo llamaron n “la pinza”. Amigos míos incluidos ojo. Y gente muy formada. Lo que pasa es que tenían (tienen el pequeño defecto de ser antí-comunistas y preferir la trola a la verdad, antes que darle la razón a Anguita)
Yo creo que el soe de los GAL, Filesa, Juan Guerra, etc., etc., de izquierdas tenia nada. Menos que este y ya es decir. De Zapatero, discrepo de lo que dijo Labordeta, pero el pego lo dio con la ley del matrimonio para homosexuales, ley de dependencia (vacía, eso si) algo de Memoria histórica, etc. Otra cosa es la política económica. Prueba del 5 cuando se habla de ser de izquierdas. Pero el pego lo intentó dar al menos.
Un abrazo hermano. Bienvenido como siempre.
Pdta:
Me estoy leyendo LA FABRICA DE LAS FRONTERAS: GUERRAS DE SECESION YUGOSLAVAS 1991- 2001, porque no he encontrado La Trampa Balcánica.

..Y me creía que sabía algo sobre Yugoslavia…

edu dijo...

Es un buen libro y en cierta emdida un resumen de la trampa bálcanica. Es un tema complicadismo que obviamente ha sido manipulado hasta la nausea y que ha sido expresamente olvidado.
No dejo de sorprenderme y horrorirzame a medida que seguimos profunidazando en él. Lo que podremos contar y lo que nos resulta imposible hacerlo. Aterrador.
Tanto como la frivolidad con la que se esta tratando la agresión catalanista de Mas y sus secuaces. Un pequeño golpe de mano contra la sociedad civil no oficial.
Me ha gustado tu comentario, y a tenor de lo llovido desde entonces, sigo pensando pese a la poca simpatia de anguita como el último gran lider de la izquierda.
Zapataero fue un hombre de gestos, de valores( pocos pero con apego) pero el canidato de izquierdas fue el que perdío en las primarias socialistas(parece un mal chiste).
Saludos

Bandini dijo...


carrillo con todas sus sombras fue un camarada, un hombre de su tiempo, un luchador implacable y valiente contra el franquismo, alguien que se jugo la vida permanentemente, merece todos mis respetos.

anguita, es una de las pocas voces interesantes en la actualidad, aunque recelo de su inexistente sentido del humor y su tendencia a la conspiranóia. recuerdo verlo por esas teles de extremo centro insinuando una mano negra detrás de los atentados de atocha. en eso no puedo ni quiero estar con él. en el frente cívico en cambio sí.

salud

V dijo...

Salud Bandini. Se te extraña