28.12.11

La prostitución del lenguaje

Alguna vez hablé aquí hace mucho tiempo de la prostitución a la que se somete el lenguaje. El funcionamiento actual de la comunicación y la información está más alejado que nunca del propósito que nos enseñan en la escuela y en la universidad que tiene que tener. La comunicación, el propio idioma, el lenguaje parece actualmente codificarse para que nada de lo que se dice quiera decir en realidad lo que expresa. Ahí está el ejemplo reciente del mensaje del rey (Oh gracias patrón por decirnos en que te gastas nuestros talegos). Todos somos iguales ante la ley y no hay que generalizar comportamientos corruptos. Él precisamente los ha tenido muy cerca toda su vida, primero con sus amistades (Prado y Colón de Carvajal, Mario Conde, etc.) y ahora con su familia política. Según prensa independiente (información independiente que también la hay aunque proscrita) Borbón estaba al corriente de las actividades ilícitas de su yerno desde el 2006. Es decir, sabía que alguien estaba supuestamente delinquiendo. Si atendemos a la frase de su discurso y todos somos iguales ante la ley, él tendría que haber denunciado ese comportamiento.

Francisco Camps está siendo juzgado por aceptar regalos, por dejarse comprar a la hora de gobernar su comunidad. Mariano Rajoy le dijo en un mitin que estaría con él, a su lado, donde estuviera, y en todo momento porque creía en él. Lo dijo con miles de personas, millones si atendemos a la difusión de sus palabras por televisión de testigos. Rajoy quizás quería decir lo contrario. Que estaría lo más lejos posible de Camps cuando fuese juzgado, y al hacerlo dimitir quería decir que no creía en él. Al menos es lo que se desprende de sus hechos, de lo que está haciendo a la hora de la verdad de estar o no con él. Debe ser su forma de llamar al pan pan y al vino vino.

A los especuladores transnacionales se les llama hoy mercados. Los mercados influyen en la economía y está en los gobiernos. Obviamente la especulación y el usurerismo gobiernan los estados precisamente a través de los medios de comunicación que manejan las emociones. Y estas son el motor global de la sociedad, de la humanidad, lo primero en lo que se basa el ser humano a la hora de elegir todo en la vida, incluido por supuesto gobiernos. Es decir la televisión y la prensa son los principales encargados de transmitir y difundir doctrina, sea esta miedo, confianza o terror. Emociones dirigidas desde los propietarios de esos medios, grandes compañías participadas por grandes especuladores transnacionales y multinacionales. Intereses que ganan fortunas en la industria de la guerra por ejemplo y que no tienen rubor en generarlas por encima de, no ya de estados soberanos, sino de los civiles simples números victimas colaterales que los habitan. Intereses a los que una simple ministra que seguramente entró en un partido con grandes ideales de cambiar el mundo, se pliega sin resistencia y además trata de convencernos sin que le haga falta mucho esfuerzo a través, precisamente de esos medios.
Esta manera de generar opinión, de manipular opinión con el uso de medios de comunicación se empieza a dar en la guerra de Cuba con los medios de Randolph Hearst. El último ejemplo es Libia y los vergonzosos telediarios que hablan de víctimas civiles y de represión, mientras la OTAN y los aviones españoles bombardean hospitales y colegios. La patrulla águila lo mismo vuela en el centenario del Atleti que te bombardea Belgrado por primera vez desde el nazismo.
Belgrado, Serbia, Yugoslavia se recorrió el escritor Peter Handke para escribir Viaje invernal por el Danubio. Ahí el escritor austriaco cuenta lo que ve, lo que se encuentra en el escenario de la guerra. Y lo que cuenta, lo que escribe no gusta a la industria de la guerra occidental, a los intereses occidentales que ya venían preparando desde la desintegración de la URSS, la voladura del último atisbo de socialismo en Europa. Un socialismo además particular, independiente del monolitismo que se estilaba al otro lado del telón de acero. Un país verdadero crisol de culturas y modelo de convivencia, podéis visitar el blog de Eduardo sobre el documental que está preparando: http://yugoslavos.blogspot.com/.
Handke cuenta y condena las matanzas que se producen en Bosnia por parte de milicias serbias, pero también las que provocan croatas y bosnios en los pueblos y territorios de población civil serbia. Handke habla en el titulo de reciente publicación en España, Preguntando entre lágrimas (Alento; traducción y prólogo de Cecilia Dreymüller) de las carencias jurídicas y procesales del tribunal internacional had hoc de La Haya, y por ello se le retiran premios concedidos por su calidad literaria y se le insulta desde prácticamente todas las cabeceras importantes de periódicos en Europa. Se le margina y se le estigmatiza hasta el punto de que se dejan de publicar libros ya traducidos. Esto se hace porque denuncia bombardeos de la OTAN sobre población civil y matanzas en enclaves serbios que no están siendo condenados por la coalición europea y norteamericana. No se consiente que la opinión pública, la mass media tenga otro estado de ánimo otra emoción que no tenga como culpables a los serbios, de algo previamente diseñado desde intereses alemanes. Durante una larga década Handke ha denunciado una y otra vez el “terrorismo” y las “manipulaciones” de una cierta prensa (española incluida), presta a denunciar los crímenes serbios, pero ciega, sorda y muda ante los crímenes bosnio-croatas-musulmanes, en el mismo escenario.
La enorme maquinaria de intoxicación funciona engrasada desde el norte al sur de Europa en periódicos, radios y políticos supuestamente de izquierdas, esforzados en destacarse diciendo la más gorda sobre Yugoslavia. Handke cuenta en Preguntando entre lágrimas por poner algún ejemplo, cómo en los periódicos se habló de "éxodo" para evitar "expulsión" o "deportación" a la masiva llegada de habitantes de Kosovo a las fronteras albanesas, macedonias y montenegrinas. Muestra también cómo se informó en primera página del asesinato de dos líderes albano-kosovares a manos serbias y cómo, cuando la noticia se desmintió, la nota se colocó medio perdida en las últimas páginas de los diarios. Como los supervivientes de la matanza de Srebrenica, se salvaron precisamente cruzando las fronteras serbias donde fueron protegidos por el ejército federal yugoslavo.
La venganza alemana de la segunda guerra mundial se consuma desmembrando un país a base de miles de muertos. Y esto se puede hacer manipulando, prostituyendo el lenguaje y la información, y postergando y discriminando a quien se atreve a contar lo que pasa.


El último ejemplo de quien quiero hablar es del recién publicado libro de Julio Anguita, Combates de este tiempo (Ediciones Páramo). Un volumen que recoge escritos, discursos y artículos de Anguita desde el 77 hasta hoy. Jamás ningún político en España sufrió tal campaña de deslegitimación, tergiversación, deformación, alteración y manipulación de sus palabras. En los noventa los columnistas de El País parecían cobrar incentivos según la cantidad de insultos sobre Julio Anguita que publicarán. Lo mismo pasaba con los tertulianos de la cadena Ser, incluso los que no analizaban política. Los graciosos escritores y escritoras costumbristas sin talento, contadoras de anécdotas de su triste vida machacaban a un Anguita al que nadie parecía escuchar, al que no querían que se escuchase. Profeta, iluminado, visionario, utópico, o directamente loco eran los calificativos que día tras día salían de los medios a los que no interesaba el terrorismo de estado, incondicionales del partido socialista. En este blog se ha hablado de la pinza en otras ocasiones y con la etiqueta de Anguita se explica en otras entradas.
Traigo hoy aquí el libro del maestro que renuncio a su pensión vitalicia del congreso, porque en él se publica todo aquello por lo que se le insultaba y que hoy se está cumpliendo al pie de la letra. Corrían mediados de los noventa cuando Anguita avisaba de que el tratado de Maastricht limitaba la soberanía nacional e introducía el concepto de déficit inviolable en las economías nacionales, mientras desregulaba los controles sobre las mismas en aras del libre mercado, del beneficio sobre cualquier tipo de control habría que decir (se pueden ver muchas intervenciones en youtube). Esto lo decía Julio Anguita siendo diputado en las cortes mientras Felipe Gonzalez le ninguneaba no contestando sus intervenciones. En este libro se recogen esas intervenciones que el tiempo revela como los análisis más serios y acertados que se han hecho sobre la política y la economía de nuestro país. ¿Asistiremos a alguna rectificación por parte del ejército de columnistas y tertulianos? Pero para terminar y no personalizar sobre un político ya bastante sacado aquí, la pregunta seria volviendo al principio.
¿Creen que todos aquellos que le insultaban no sabían que decía la verdad?, ¿Ningún profesional de la información, y por tanto del lenguaje, de la palabra, se paró a leer, a contrastar lo que decía este hombre?

¿Irá Rajoy a abrazar a Camps el último día de su juicio, el día en que dicte sentencia?

¿Se reconocerá que Peter Handke decía la verdad sobre lo que estaba sucediendo en Yugoslavia?

¿Si la justicia es igual para todos como dice Borbón, entrará en la cárcel su yerno si se le juzga y es declarado culpable?


¿Al servicio entonces de qué está el lenguaje? ¿De la comunicación o de la incomunicación?, ¿de la información o de la desinformación?, ¿de la verdad o del lucro y beneficio personal por encima de todo, cueste lo que cueste y a cuenta de quien sea?

25.12.11

Who else?

http://www.nespresso.com/whatelse/?m=VatWbbiCsAY7HnmcVuQkSisfifWWostetN0uP8W7zL46Zh8KBPVjXdp5jcRxubBN

14.12.11

90 años del Partido Comunista



Hace 90 años, el día 14 noviembre de 1921, el Partido Comunista Español y el Partido Comunista Obrero Español se unificaban en el actual Partido Comunista. Han sido 90 años de existencia, de lucha por la libertad y el socialismo, con sus aciertos y sus errores pero siempre con un mismo hilo conductor: la lucha contra la injusticia, en defensa de los intereses de la clase obrera y de los más débiles, la lucha por la unidad para construir la alternativa al capitalismo y avanzar hacia la construcción del socialismo como objetivos centrales de la lucha social y política.

Desde muy pronto también aprendimos el valor de la unidad de las fuerzas populares, unidad para avanzar en la construcción del bloque social antagónico, para consolidar las conquistas sociales, para avanzar en la construcción del socialismo. Esta ha sido nuestra bandera con la política del Frente Popular, en nuestro trabajo sindical primero en UGT y después con la creación y desarrollo de las CCOO, en nuestra guerra nacional revolucionaria, en la lucha contra la dictadura, en el período de recuperación de las libertades y en el proceso de creación de Izquierda Unida.

Por ello cuando desde la derecha más extrema se intenta reescribir la historia, equiparar a las víctimas con los verdugos, a los defensores de la libertad y la legalidad con quienes asesinaron y destruyeron para imponer una cruel dictadura, desde el PCE reivindicamos orgullosos nuestro pasado. Frente a quienes nos acusan y criminalizan nuestra historia e ideología, tenemos que gritar que no sólo no nos arrepentimos sino que nos sentimos orgullosos de él.

12.12.11

Twiter

Al final cayó la cuenta twiter... Voy a seguir a Sergio Ramos.





https://twitter.com/#!/Megustarianover

10.12.11

Queridos niños

Queridos niños,...Ahora Papi tiene que pasar una temporadita en el talego!




Los dos hijos mayores de los duques de Palma tenían a su nombre, con 3 y 4 años, el 33% de una patrimonial ya extinguida.

La Infanta Cristina de Borbón no es la única de la familia cuyo nombre aparece en las empresas vinculadas al Duque de Palma. Entre las ocho mercantiles en las que Iñaki Urdangarín ha participado o figura aún, bien como consejero o como accionista, está la sociedad patrimonial Namaste 97, una Sociedad Limitada creada el 1 de enero de 2002 y actualmente extinguida. Entre los accionistas de esa firma estaban los dos hijos mayores de los Duques de Palma: Juan Urdangarín de Borbón y Pablo Nicolás Urdangarín de Borbón, nacidos en 1999 y 2000 respectivamente. La madre, Cristina de Borbón, tenía a su nombre 1.000 acciones de esa sociedad, que representaban el 33% del capital social, según constaba en el Boletín Oficial del Registro Mercantil.

Cada uno de sus dos hijos mayores poseía 500 títulos, el 16,6% de la propiedad de la empresa. Los datos se corresponden con la situación de la empresa en mayo de 2004. Por aquel entonces, Juan y Pablo Nicolás tenían 3 y 4 años, respectivamente. A punto de cumplir 4 y 5. El tercio restante de la propiedad estaba en manos de Iñaki Urdangarín y del único socio ajeno a la familia: Joan Cusco Carbó. Namaste 97 SL se dedicaba a la «consulta y asesoramiento sobre dirección y gestión empresarial». Esta empresa no figura en la relación de sociedades investigadas por el juez José Castro por el presunto desvío de fondos del Govern Balear, utilizando al Instituto Nóos como entidad sobre la que pivotó el dinero público antes de acabar como ingresos de las empresas vinculadas a Diego Torres y a Urdangarín. Sí aparece, en el epicentro del escándalo, la promotora inmobiliaria Aizoon SL, en cuyo consejo de administración se sentaba la Infanta Cristina y facturó miles de euros a la entidad Nóos, según la investigación judicial. Esta mercantil tiene por objeto social la «compraventa y arrendamiento de bienes inmuebles».

El administrador único de esa inmobiliaria es el propio Urdangarín, mientras que como apoderado figura, desde el 25 de agosto de 2009, Mario Sorribas, profesor de la Escuela de Negocios Esade e imputado por el juez por participar en ese desvío de fondos públicos.

Fuente: http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2011/11/18/nietos-rey-preescolar-accionistas-consultora/858439.html

28.11.11

Anuncio


Veo en la tele un anuncio de movistar, donde se muestran una serie de reuniones asamblearias en las que se discute sobre coberturas, tarifas, y teléfonos móviles. No sé si la idea de la compañía habrá sido empatizar y atraer a jóvenes participantes en asambleas, reivindicar la democracia popular, o que existe otra manera de vender móviles. Lo que trasmite el anuncio es una burla del movimiento de regeneración democrática más importante de la historia moderna, no solo en España. Se ve que les hace mucha gracia tratar por idiotas a la gente y que creen que van a ganar mucho dinero con el anuncio. Al final del mismo la compañía protagonista de gigantescos ERES y cuantiosos repartos de beneficios a sus directivos, tiene a bien conceder a esas asambleas tarifas más baratas que los figurantes celebran con gran algarabía. No sé a quién iba dirigida la campaña de marketing, supongo que el target no eran profesionales o directivos de alto poder adquisitivo que no han estado en una asamblea en su vida. Entiendo que el objetivo serian jóvenes, que ellos a su vez creen incapaces de discernir entre la participación política de su realidad de licenciados en paro, y lo que la compañía presenta como corrala que discute ofertas de móviles. Esa tergiversación de algo completamente opuesto a lo que representa esa compañía, ya ha conseguido algo con el anuncio. El primer objetivo de una campaña de marketing, que se hable de ella. El resultado final de la misma, es decir los beneficios que dé, será otra cosa. A mí, que entiendo que no iba dirigido el anuncio me han fidelizado a la naranja. No te digo nada a los del target.

21.11.11

Born Again






No quiero glosar una vez más su música ni sus interpretaciones. Si dejar constancia de que como parecía apuntar el año pasado, las mismas se vuelven a reinventar como tantas otras veces a lo largo de su trayectoria, y se vuelve a confirmar una expresión que ya no creí que volviera a materializarse, Born Again.

No existe músico capaz de hacer algo ni parecido, y eso al margen de la calidad de su escritura en canciones, (que es y será algo inalcanzable para el resto de los mortales en el mundo conocido) le sitúa también en otra dimensión respecto a cualquier tipo de concierto que pueda verse hoy en día.

Born Again significa literalmente volver a nacer, y refiriéndose a Bob Dylan la palabra se usa para calificar su capacidad de proyectarse y deconstruirse musicalmente hablando. De virar su carrera, sus canciones, y relanzarlas como si fueran nuevas. Lo ha hecho varias veces a lo largo de su vida, la última fue en el año 2003 y lo está volviendo a hacer ahora mismo en esta gira. Pocas cosas son tan fascinantes como asistir a ello en directo. Bueno si, hacerlo con tus amigos.

Más info aqui:

http://kuratti.wordpress.com/

15.11.11

el voto digno

El domingo no votaré útil ni inútil. Me levantaré muy temprano, me afeitaré la barba y me echaré agua fría en la cara como cuando voy a la obra. El domingo me limpiaré las gafas para mirar claro y estrecharé las manos de los interventores y apoderados de los demás. El domingo me pondré un pin en la solapa, una insignia que era de mi padre y que él llevaba cuando no estaba permitido llevarla. También me acordaré de los carteles que pegaba ahora que parece tan normal que tengamos un día como este. Después, a última hora, no votaré “qué miedo” ni votaré “no hay otra cosa”, votaré frente a ellos que el hombre es hombre, que no volverá a ser esclavo y que además puede amar a quien quiera. El domingo me vestiré de luces sin traje alguno porque seré el centro de atención del colegio como siempre lo somos. Unos y otros me harán la pelota, unos me dirán que sí que somos honrados y no como los otros. Los otros me dirán que en el fondo piensan como nosotros, pero que lo posible es lo posible y la guerra y la otan generan puestos de trabajo. Alguna interventora con el pajarraco en la solapa me mirará a los ojos vestida de chanel cada vez que nos crucemos en el colegio, mientras piensa lo bien que debe sentar un polvo-obrero.

El domingo les volveré a dar la mano a todos ellos como siempre a las 8 de la noche cuando se vayan haciendo públicos los resultados. Miraré como se abrazan los demás, como nos miran perdonándonos la vida y alguno se atreverá a decirme: “pásate por la agrupación y tómate un vino, que da igual lo que sacáis”. El domingo me volveré a tomar la cicuta de la verdad con mi pan de pueblo y nada más, pero dejando constancia de que allí hemos estado, de que somos de aquí y de la calle. Que vivimos de pie y de que en las próximas como en estas y en las anteriores, volveremos a estar, quien sabe si más. Y el lunes sabré que me levanto igual de limpio aunque no me haya duchado para ir a la obra. Sabré que no me hace falta mirarme al espejo para reconocerme. Que dentro de un mes haré una declaración de la renta limpia. Que no juzgaré a la gente por el dinero que tenga y que dentro de cuatro años volveré a coger el voto digno y cabal para mi clase, para mi conciencia y para mi pueblo. El voto al Partido Comunista y a Izquierda Unida.




2.11.11

Pictures 5




Primero por la dignidad que irradia el protagonista, erguido con la bandera de su país, se le supone ya patriotismo y orgullo de pertenecer a una nación que no es cualquiera. En la película Mi gran boda griega, hay un dialogo donde uno de los secundarios dice en una escena - El mundo se divide en dos. Los que son griegos y a los que les gustaría ser griegos. A mí me gustaría ser griego en muchos aspectos, uno de ellos este. El hecho de llevar una bandera de mi país en una protesta contra los dirigentes del mismo, y no ser un filo-fascista.

El ciudadano marcha delante del edificio neoclásico del parlamento de su país en el sitio donde se inventó la democracia, donde se busco el consenso en las decisiones. Ahora que el primer ministro amenaza con preguntar a su pueblo sobre si hay que aceptar unas condiciones de préstamo, que liquidarían el estado de bienestar en Grecia prácticamente de por vida, los sátrapas gobernantes, en realidad mamporreros del gran capital en un consejo de administración que llaman unión europea, sancionan el uso de esa democracia. La democracia ya ni les vale cuando contradice a la banca y a los beneficios de los grandes inversores y ya, ni se molestan en ocultarlo.

El hombre de la bandera va armado con un silbato que le cuelga del cuello. La bandera griega y un pito para hacer ruido y protestar es la forma que le queda de oponerse a las decisiones que hipotecan los servicios públicos, que los eliminaran e igualarán su sanidad a la americana por ejemplo. Quien pueda que se la pague. Es impactante llegar a Estados Unidos y ver a ancianos de ochenta años encargándose de tirar de las maletas de los viajeros, maletas que abultan más que ellos. Quien quiera jubilación que invierta en un fondo de inversión de los que precisamente han provocado esta crisis, o simplemente que no la tenga. Que trabaje hasta que se muera.

En la valla del parlamento, detrás de él mientras camina, una pancarta amarilla con letras rojas en castellano. “No Pasaran” pone recordando la consigna de los defensores de Madrid. Esta ciudad y aquellos defensores, sigan inspirando tantos años después batallas ciudadanas actuales, prueba evidente de que la lucha se pierde si no se plantea, si se abandona, si no se da. Cuando se planta cara, cuando se ofrece resistencia, siempre, siempre se gana algo aunque se no se triunfe. Siempre podrá servir de inspiración a alguien a la hora de luchar por algo y no rendirse con su ejemplo en el futuro, como nos muestra esa pancarta actual en el parlamento griego.

Para rematar la imagen, a la izquierda del todo en una farola cuelga una pancarta que dice: “First we take the Banks then we take Berlín” ¿alguien da más a la composición de una fotografía?

Pdta: López Garrido, prócer de Nueva Izquierda (el Equo de hace diez años) que era un partido que nunca iba a acabar en el soe (como Equo), ha dicho esta mañana en la radio que "Los referéndum son para reformas constitucionales". Literal. Es socialista. Se dice de izquierdas. ¡Jugón Diego, jugón!!

27.10.11

Pictures 4


Esta fotografía debió tardar en hacerse quince minutos, como en los antiguos daguerrotipos donde la imagen se fijaba con paciencia. Eso fue lo que tardo Leonard Cohen en dibujar cada una de las letras que estampa en ella. Aunque quizás habría que sumarle el tiempo de preparación también. Con la fotografía delante de él, Leonard Cohen comprueba que el rotulador que se le ofrece es tan oscuro como el fondo de la imagen. Entonces dice que va a por otros rotuladores en los que la tinta contraste bien en el papel. Pueden suponer el estupor que eso creó, mucho más cuando vuelve a aparecer a los pocos minutos, de vuelta de su habitación con un estuche infantil lleno de indelebles.

Despues Leonard Cohen se vuelve a sentar. Abre la cremallera del estuche de pinturas despacio y las empieza a probar sobre papel, buscando cual queda mejor en el resalte. Cohen ahora acaricia el imborrable y lo desliza despacito en el papel resbaladizo, lo conduce formando letras de caracteres occidentales con técnica oriental. Aplicando a cada trazo incorregible, decisión y paciencia. Alguien que se toma quince minutos para rubricar una imagen, más el tiempo de ir a buscar buenas herramientas, tiene por necesidad y también por lujo, un sentido de la vida y del tiempo, seguramente muy diferente al nuestro, muy distinto al de la mayoría.

La grafía que está extendiendo, pausada, letra a letra, es idéntica a la que acompaña muchos autorretratos de los que aparecen en Book Of Longing, a la que utiliza entonces cuando está escribiendo poesía o canciones. En algún momento mientras parecía que la depositaba cuidadosamente en su imagen conmigo, Leonard Cohen se arrodillo ante el estupor de los demás. Dijo que se sentía cómodo de rodillas, que no le molestaba estar de esa manera. Y entonces Cohen con uniforme de Leonard Cohen, con el sombrero que tanto furor ha causado estos días, con su camisa austera, con su anillo de corazones entrelazados, tan despacio como se pueden hacer las cosas que se quieren bien hechas, entonces decía, este hombre extremadamente talentoso y humilde, terminó la tarea de dedicar quince minutos de su tiempo a escribir algo para mí.

24.10.11

El Chenel

Antes de hacerme (no me gusta decir anti-taurino) animalista, fui taurino. Antes de que me dejaran de gustar los toros, gustaba de cierta clase de evoluciones en la arena de un redondel. Antes de asociarme a una protectora, era socio del talento de Antonio Chenel, Antoñete (él y Joselito, los únicos). No sé qué definición tendría (a parte de “el más grande”) para Marcial Lalanda, aquello de “se ve que eres madrileño”. Si entendí desde siempre el calificativo de “Torero de Madrid” para el Chenel. Torero de sobriedad y clase, de conceptos definidos y ejecución perfecta, de ortodoxia y plasticidad, de dominio de un repertorio. Súmenle lo fetén de ser de Ventas con ese aroma cuasi republicano de cuando aquello eran casas bajas al final de la calle Alcalá, y las partidas de cartas con el Fary (Dios le guarde) subiendo hacia el Carmen dejando fotos rubricadas en toda taberna desde La Cruz a Manuel Becerra. Eso, la bohemia roja y no tener nunca un no para nadie, era ser el torero de Madrid para Antonio Chenel Antoñete.

Chenel torero de la movida al que le cantan los cantautores chelis. Chenel pasando de acompañar carteles a ser su cabeza. Chenel que se arruina y reaparece, y se hace rico y se corta la coleta, y se vuelve a arruinar del bingo a la plaza y de la plaza al bingo, dos paquetes de ducados pal pecho por el camino. Chenel faena al toro blanco que le convierte en mito. Chenel girón de luna de plata por bandera que se pliega ahora, y era una forma de entender el toreo. Porque no hay que estar tan expuesto, si se sabe convertir el estaquillador en una varita mágica, si no se pierde el sitio, si con un solo quite se crea una sinfonía. Chenel que te vas y definitivamente yo me corto la coleta y no se vuelve a hablar más de toros en esta casa.


22.10.11

Toda mi obra está inspirada por esta tierra



Es un honor estar aquí esta noche, aunque quizá, como el gran maestro Riccardo Muti, no estoy acostumbrado a estar ante un público sin una orquesta detrás. Haré lo que pueda como solista. Anoche no logré dormir, pasé la noche en vela pensando en qué podía decir hoy aquí. Después de comerme todas las chocolatinas y cacahuetes del minibar garabateé unas pocas palabras pero dudo que haga falta referirse a ellas. Obviamente, estoy muy emocionado por el reconocimiento de la fundación. Pero he venido esta noche a expresar otro tipo de gratitud que espero poder contar en tres o cuatro minutos.

Cuando estaba haciendo el equipaje en Los Ángeles me sentía inquieto porque siempre he tenido cierta ambigüedad sobre la poesía. Viene de un lugar que nadie controla, que nadie conquista. Es decir, si supiera de dónde vienen las canciones las haría con más frecuencia. Es difícil aceptar un premio por una actividad que en realidad no controlo. Haciendo el equipaje para venir, cogí mi guitarra Conde, hecha en España hace 40 años más o menos. La saqué de la caja y parecía hecha de helio, muy ligera. Me la puse en la cara y la olí, está muy bien diseñada, la fragancia de la madera viva. Sabemos que la madera nunca acaba de morir y por eso olía el cedro, tan fresco, como si fuera el primer día, cuando compré la guitarra hace 40 años. Y una voz parecía decirme: "Eres un hombre viejo y no has dado las gracias, no has devuelto tu gratitud a quien la merece: el suelo, la tierra, al pueblo que te ha dado tanto. Porque igual que un hombre no es un DNI, una calificación de deuda tampoco es un país. Ustedes saben de mi fuerte asociación con Federico García Lorca y puedo decir que mientras era joven y adolescente no encontré una voz y solo cuando leí a Lorca, en una traducción, encontré una voz que me dio permiso para descubrir mi propia voz, para ubicar mi yo, un yo que aún no está terminado.

Al hacerme mayor supe que las instrucciones venían con esa voz. ¿Y qué instrucciones eran esas? Nunca lamentar. Y si queremos expresar la derrota que nos ataca a todos tiene que ser en los confines estrictos de la dignidad y de la belleza. Así que ya tenía una voz, pero no tenía el instrumento para expresarla. No tenía una canción. Y ahora voy a contarles brevemente la historia de cómo conseguí mi canción.

Yo era un guitarrista indiferente. Solo me sabía unos cuantos acordes. Me sentaba con mis amigos, bebía y cantaba, pero nunca me vi como un músico o un cantante. Un día, a principios de los años sesenta, estaba de visita en casa de mi madre. Su casa estaba cerca de un parque con una pista de tenis donde íbamos a ver jugar al baloncesto. Era un lugar que conocía de mi infancia. Me paseé por allí y encontré a un joven tocando una guitarra flamenca. Me encantó, estaba rodeado de algunas chicas y me senté a escucharlo, me cautivaba, yo quería tocar así, aunque sabía que nunca lo lograría.

Me acerqué a él y nos entendimos medio en francés medio en inglés y pactamos unas clases en casa de mi madre. Era un joven español. Al día siguiente se presentó. Me dijo: "Déjame escucharte tocar algo". Lo hice y declaró que no tenía ni idea. Él cogió la guitarra, la afinó, me la devolvió y dijo: "No suena mal. Ahora tócala de nuevo". No cambió mucho. La cogió otra vez y me dijo: "Te voy a enseñar unos acordes". Tocó una secuencia rápida de acordes y luego me explicó dónde tenía que poner los dedos y me dijo otra vez: "Ahora toca". Pero fue un desastre.

Al día siguiente, empezamos de nuevo con esos seis acordes. Muchas canciones flamencas se basan en ellos. Al tercer día la cosa mejoró. Aprendí los seis acordes. Al día siguiente el guitarrista no volvió por casa. Dejó de venir. Como yo tenía el número de la pensión donde se alojaba fui a buscarlo para ver que le había pasado. Allí me contaron que aquel español se había suicidado, que se había quitado la vida. Yo no sabía nada de él, de qué parte de España era, por qué estaba en Montreal, por qué estaba en la pista de tenis, por qué se había quitado la vida.

Sentí una enorme tristeza. Nunca antes había contado esto en público. Esos seis acordes, esa pauta de sonido, ha sido la base de todas mis canciones y de toda mi música y quizá ahora puedan comenzar a entender la magnitud del agradecimiento que tengo a este país. Todo lo que han encontrado favorable en mi obra viene de esta historia que les acabo de contar. Toda mi obra está inspirada por esta tierra. Así que gracias por celebrarla porque es suya, solo me han permitido poner mi firma al final de la última página.

Discurso pronunciado por Leonard Cohen en la entrega de los premios Príncipe de Asturias.




21.10.11

Gadafi

Me estaba resistiendo a escribir este post pero al ver las imágenes en la tele del linchamiento de Gadafi, y a renglón seguido a la futura secretaria general del partido socialista, diciendo que La OTAN no buscaba acabar con Gadafi sino con su régimen, me ha dado tanto asco que he decidido escribir algo. No se que pretendería Carmen Chacon mandando aviones españoles a bombardear escuelas y hospitales libios, quizás la OTAN la dijo que hacer crecer manantiales en el desierto, pero lo que buscaban era desesperar y aterrorizar a la población civil. A una población machacada únicamente por la OTAN porque no han sido capaces de mostrar una única imagen de represión por parte del régimen a su pueblo, la principal excusa para la intervención de un país soberano.

No hace muchos años los socialistas salieron a la calle a gritar “No a la guerra” al gobierno de Aznar por una guerra ilegal. Esta guerra ha sido más imperialista e ilegal que la de Irak, con la salvedad de que ahora Francia esta en manos de un payaso, y no tiene a un ministro de exteriores que se llame Dominique de Villepin. Esta vez los socialistas no solo no han salido a la calle a gritar en contra de la guerra sino que han metido a España a participar en ella, en carrera de rapiña petrolera.

Ahora Libia ya esta libre como Irak para al-Qā'ida, ahora el democrático Consejo Nacional de Tansición Libio ya ha dicho que el que era el país más progresista del mundo árabe, se va a regir a partir de ahora por la "sharía". Enhorabuena a la OTAN y al mundo libre. Enhorabuena a los países occidentales a los que se les abre una fuente inagotable de negocios en empresas de seguridad y en empresas de reconstrucción de un país que ellos mismos han destruido. Enhorabuena a las mujeres que tendrán que buscarse un burka.

El líder Panafricano y beduino ya ha pasado a la historia linchado por traidores a su país al servicio de potencias extranjeras, rapiñadoras de sus recursos naturales.

Sus ex-amigos Berlusconi, Zapatero, incluso Borbón no han salido en su ayuda. Que miedo me da tener de jefe del estado a un tipo que traiciona sus amigos. Las monarquías amigas del Borbón y de USA pueden seguir torturando tranquilas. En Arabia, Marruecos, Bahréin, etc no peligra la democracia. Podemos pasar a otra cosa. Quizás Siria, último país de partido único seudo-socialista. Demasiado cerca de Israel quizás. Aunque ahí si se ha visto represión por la tele, no tiene petróleo. Que se lo vayan pensando.


18.10.11

Eugéne Delacroix llega a Madrid.

“Todo Goya palpita en mi alrededor”. Por una parte una pintura de acontecimientos lejanos en el tiempo, Historia y mitología, literatura e incluso la poesía de Byron flotando en el ambiente. Por otra tensión, emotividad, vértigo e incluso violencia.
Romanticismo puro y latente que se aleja de escenas cotidianas y muestra la acción que Él hace verdadera. Eugéne Delacroix llega a Madrid. Inmediatamente después de Goya, el pintor más importante del XIX y junto a este, precursor del impresionismo, en uno de tantos lugares comunes que no omitiré. La materia pictórica parece avanzar cien años desde antes de ayer con David, el color parece querer salir del cuadro con velocidad antes desconocida, el color sustituye al aburrido dibujo y a la simetría neoclásica para que la narrativa se sirva de la pintura. Para que predomine la idea sobre el diseño y el corazón sobre la cabeza.
Eugéne Delacroix llega de una vez a Madrid y el color se libera del servilismo de la racionalidad en este otoño madrileño. “cuando los tonos son correctos la líneas se trazan solas” dijo Delacroix logrando la armonía cuando aún los pintores querían pintar escenas. Romanticismo ultimo, agitación enervada y real entre la forma y la narración que expresa, sus cuadros tienen el aire de gravedad y abandono que solo obtienen las pinturas que han logrado vida propia. Sobrecogimiento sereno que logra el arte puro, es el ultimo pintor que alcanza el equilibrio entre pensamiento y observación, y aunque infinitista romántico, gana sobrado ese microcosmos de lo individual proyectado en imágenes universales.
Ni siquiera se lo que voy a ver, pero el corazón se me ensancha y acelera como cuando la vida se dispone a ofrecerte el trago de las grandes emociones. No esperen claro, la Libertad, ni la huerfana, pero sepan que Eugéne Delacroix llega a Madrid.

http://obrasocial.lacaixa.es/apl/actividades/actividad_es.html?idActividad=45020

5.10.11

Miércoles cualquiera

ENTREVISTADOR
¿Quería ser artista pero se rindió?
Ese es un dato bastante negativo en
este tipo de entrevistas.

MODESTO
Usted estudio psicología para
ayudar a las personas y está aquí
trabajando para esta empresa de
mierda, en su departamento de
recursos humanos haciendo como si
pudiera conocer a una persona en 5
minutos...


De un guión de Luis Ponce Segura, de Valencia, Ponce Segura. Es uno de los mejores escritores que conozco. El escribe guiones aunque yo no distingo entre leer un guión u otra historia. De hecho yo no aguanto leer ficción a casi nadie y me encanta que me lleguen los guiones de Luis Ponce. Hay gente que se empeña en escribir ficción y no se da cuenta de que carece de imaginación para hacerlo, Luis escribe historias con una creatividad pasmosa. Escribe historias que me gustan como no leo ninguna, ni veo en ninguna de las patéticas series de producción nacional que hay en la tele. A veces no solo escribe historias sino que las dirige. Podéis ver su trabajo aquí. http://www.sockfilms.es/peliculas_lista.php Y podían verlo también los productores de las cadenas de televisión que nos torturan noche tras noche con guiones sin ninguna gracia. Si conocéis alguno decidle que llame a Luis Ponce o que me lo diga a mí y yo se lo diré a él.

Se casa la duquesa de alba, la plebe sevillana, plebe entre las plebes sin querer faltar a mis amigos sevillanos, se arremolina en la calle esperando a que salga la momia a saludarles. Parece una novela de Delibes. Los medios destacan el carácter liberal de la terrateniente, su simpatía, su gracia sevillana. El hijo de la duquesa cuenta que fue a una conferencia de Cayo Lara, que era el único que no era comunista de toda la gente que había. Que estaba de acuerdo en muchas cosas de las que dijo Cayo a aquellos comunistas. Le ha faltado decir “los comunistas iban todos limpios y llevaban zapatos” Hiiii hiiii hiiiiiiii, relinchó el caballo.

La comunidad de Madrid dice que la huelga de profesores es política, claro que es política. Como la decisión de Aguirre de subvencionar la enseñanza privada, en pos de dañar irreversiblemente la enseñanza pública. Quien quiera institutos que se los pague, y que entre en colegios religiosos que son los que subvenciona la comunidad de Madrid.

Leo el libro del actor Guillermo Toledo “Razones para la rebelión”. Me imaginaba así a Willy, alguien modesto y muy amable en el trato. Se ha marcado en colaboración con Pascual Serrano, un libro imprescindible por claro y sencillo en la exposición de sus ideas. Un actor valiente en un tiempo donde abundan los cobardes ajenos a cualquier compromiso. El libro se lee en una tarde y la exposición política de Willy es muchísimo más clara que la de cualquier político profesional al uso. Hay que agradecerle el paso al frente y sobre todo, que nunca de un paso atrás en la clarificación de tantas grandes mentiras que se dan por verdades a fuerzas de repetirlas.

Estados Unidos abandona la votación en la ONU cuando Siria les acusa de amparar el genocidio palestino. Se ofenden los criminales que matan sin juicio, cuando les ponen en el espejo de lo que ellos reclaman en Siria.

No solo el arte, también el pensamiento, el nombre y el hecho de que no llevemos turbante, se lo debemos a los griegos. ¿Qué harán las miles de personas despedidas allí y aquí?, ¿Se reactiva así la economía y el consumo sumando millones de parados? Goldman Sachs dirige el mundo y lo dirige hacia el beneficio de los inversores, de los mercados. El presidente del gobierno dice sin rubor que gobierna para tranquilizar a los mercados, ¿con que ideas se apunto el presidente del gobierno al partido socialista en su juventud?, ¿con la de acabar gobernando para los mercados=especuladores? ¿Cuándo un hombre deja de ser él y pasa a ser lo que quieren que sea, quien le dejan ser? Mientras la gente no se quite el velo de los ojos seguiremos cabalgando hacia el abismo, porque las armas que nos ponen ese velo delante son las más poderosas por adictivas en el cerebro humano.

21.9.11







Esta es la crónica de un viaje a Grecia, viaje que he hecho con mi mujer y que quiero contar especialmente a Isabel.

Día 3: Viaje a Atenas.

Compro Dormidina en el aeropuerto ya que las valerianas y otras drogas menores no me alcanzan como hacia el Zolpiden. Mi doctora me permitió probar con otros medicamentos suaves que me fueran eliminando la dependencia. Llegamos a Atenas, salimos en el metro de Plaza Sintagma donde se prepara una manifestación para esa tarde. No veré muchas más manifestaciones en Grecia en contra de lo que me pronosticaban los agoreros apostatas del caos, sobre lo lioso que estaba el país. No lo estaba y en cierta manera hubiera querido que lo estuviera. Damos con el hotel en pleno Plaka, cerca de Monastiraki, buena habitación donde dejamos las maletas y salimos corriendo a pasear por las afueras de la Acrópolis. La gente pasea el sábado por la noche y va a un concierto en un teatro en plena Acrópolis que veré días más tarde. Aquello hace de aquella zona algo vivo, cosa que en mi desconocimiento no esperaba, yo concebía aquello algo sagrado, muerto, apartado y respetado de la vida de la ciudad. No me imaginaba Atenas y su atractivo más importante así, vivo y hermoso en el paisaje y alucino con esas vistas gratis.
Cenamos sin vino, ya he tenido bastante emoción en un rato que llevo aquí y sin haber pisado el monte sagrado aún.

Día 4:

Duermo del tirón con la pastilla nueva por primera vez en un mes. Me levanto de buena gana y bajamos a desayunar y ha hacer el check out. Buscamos la bus-station para ir a Nauplia. Cogemos un taxi y comprobamos que la estación está a las afueras en una especie de polígono industrial rodeada de talleres. Sale a las 11 así que tenemos casi una hora de espera. Supongo que será por lo el rollo mediterráneo pero me siento como en casa en las horas que llevo aquí. Solo tomo conciencia de que estoy fuera cuando me toca hablar. Sigo sin hablar ingles y aquí todo el mundo lo habla, desde el conductor del bus hasta el taxista de setenta años. Viajamos a Nauplia entre el mar y los olivares del estrecho de Corinto que vemos por la ventana. El paisaje de montañas y árboles es mucho más frondoso de lo que esperaba, es un paisaje muy hermoso. Cruzamos pasos a nivel, flanquean la carretera puestos de melones y de fruta mientras leo a Gerald Durrel recién acabadas las memorias de Mark Oliver Everett, “Cosas que los nietos deberían saber”, tan inflado por la critica como aburrido. Durrel sin embargo es un prodigio describiendo y relatando la naturaleza y sus vivencias en ella con su familia, con humor y emoción.
Volvemos a cruzar pasos a nivel, al levantar la vista más olivares salpicados con iglesias de planta de cruz. Llegamos a Nauplia. Es un pueblo de casas bajitas en su parte vieja, creía que iba a encontrar una ciudad y es un pueblo maravilloso. El hotel es fantástico, la habitación está en otra casa, subiendo más escaleras. El techo y el suelo son de madera, las paredes verdes y rojas. Aquí, cerca de Nauplia está Micenas y Epidauro donde dicen que si dejas caer una aguja en el centro de la Orchesta, su sonido se escuchará en el último asiento de la grada. Acústica perfecta, catorce mil espectadores que hoy en día lo siguen llenando en verano. Siglo 3 a.C.
Cuando dije que venia a Grecia algunos me decían que a que iba allí ahora tan mal como está el país. - “Por lo menos te saldrá barato” me dijeron. Me da igual lo barato y lo caro algunas veces, esas en las que algunos no saben medir lo barato que puede resultar algo algunas veces costando mucho. He venido a Grecia a ver cosas como esta con mis propios ojos: No creo que haya cosas muchas cosas en el mundo capaz de mejorar esta visión, esta sensación.
Paseamos y comemos por Nauplia. Mi mujer me regala un Kombolói de ámbar que manejo entre los dedos paseando por el puerto. En la hora de la siesta en el hotel veo el Grecia- Montenegro del europeo de basket. Volvemos a salir a pasear y a cenar, recorremos la costa con el mar a un lado y los olivos y las chumberas a otros.

Día 5:

Madrugamos para salir a Micenas “Miquines”, pronuncian los griegos, tras estupendo desayuno en el hotel. Comienzo a saber de las virtudes del verdadero yogur griego que será una constante n mis mañanas. El bus sale a las 10 y para a recoger paisanos en cualquier sitio y momento. La mayor parte del viaje la pasamos entrando y saliendo de Argos. Llegamos a Micenas. La entrada bajo el dintel de la puerta de los leones es de esos momentos que no se olvidan en la vida de uno. La ciudad de Agamenón es majestuosa y sus sillares ciclópeos aún trasmiten opulencia y sobriedad al tiempo. Esas puertas son el paso del hombre hacia ser hombre, el paso de la oscuridad a la razón, el franqueo del destino de occidente.



Recorremos Micenas toda la mañana rincón a rincón y a las 2 salimos rumbo al hotel y de allí sin descansar salimos para Epidauro. Su teatro es la definición de lo que es un teatro. Un edificio para la representación y el entretenimiento descansando sobre una colina con su grada en forma de elipse. La gente prueba a ver si es verdad que se oye la moneda caer desde la grada. Perfectamente. Se escucha rasgar una hoja de papel, caer una moneda y los recitados con los que nos deleitan alemanes, ingleses, franceses… Me siento en varios lugares de la grada y tomo fotos a mi mujer. Bajo al museo y vuelvo a la grada a pasar un rato solo, a la sombra. Los minutos de asimilación de todo lo que estamos viendo.


De camino al autobús paso por un bar en el recinto a tomar una Mythos fresca. El camarero me ve la camiseta azul con la que España gano el mundial (sin estrella por supuesto) y me pregunta que de que equipo soy. Para mi sorpresa conoce perfectamente el fútbol español ya que él es del Olimpiacos que entrena Valverde. Me pide información sobre Yeste y nos despedimos tres cervezas más tarde escupiendo en el suelo al nombrar al Madrid y al Panatinaicos
Los autobuses griegos funcionan con la regla “Para Sisi que me sapeo”. El “para Sisi que me sapeo” es la frase que usaba mi padre para bajarse del 38 en García Noblejas, antes de girar en Pobladura del valle. Sisi es un primo mío conductor de esa línea que paraba a mi padre según conveniencia de este donde no había parada. Pues bien, en Grecia los buses también funcionan así. Cualquier paisano indica al conductor que le viene bien esta esquina y el conductor detiene el autobús y abre las puertas para que se bajen. Al llegar a Nauplia mientras mi mujer se ducha me veo el Grecia-Croacia con victoria Griega. Salimos a cenar y nos dan la cena una panda de gatitos chiquinínos reclamando a base de miaus. Les doy un poco y la jodo como era de esperar, el gatino ya no se separa de la mesa en toda la cena. Será una constante hasta el último día, que le va ha hacer uno si se ha vuelto animalista.

Día 6:

Vuelta a Atenas. Nos levantamos, duchamos y hacemos la maleta. Desayunamos en el hotel y al hacer el check out nos regalan un kombolói. Será mi kombolói de diario, de batalla. Salimos del hotel para recorrer las calles de este precioso pueblo de suelo de mármol por ultima vez, El próximo autobús a Atenas (Athina dicen ellos) sale a las 12. Tenemos una hora para comprar agua y sentarnos a la sombra en un parque a escuchar la banda sonora de Grecia. Las chicharras. Escribo esta crónica en la moleskine mientras mi amor, mi compañera de viaje lee. Pienso en la suerte que tengo de viajar con ella, de compartir gustos con ella de poder hacer mi vida y mis viajes con ella. En la estación veo la portada de El País. Christine Lagar amenaza con una recesión de la economía a nivel mundial. ¿Más?, ¿Dónde hemos estado los últimos cinco años entonces, en la cresta de la ola? Me niego a gastar un minuto de mi pensamiento en crisis y en España y me subo al bus de Atenas dejando atrás Nauplia y sus calles, su mar y su montaña. Sus gatinos en la calle, su simpática gente. Dormito en el bus de vuelta a Atenas. Hay un cura ortodoxo en la autopista haciendo autostop.
Llegamos a Atenas, taxi y al hotel que está en Exarchia, el barrio bohemio y estudiantil de a la capital y cuna de las revueltas y manifestaciones que hacen los griegos día sí, día también. Pintadas en los muros y carteles del rojerio local. Cada comunista griego tiene su propio partido comunista por lo que veo. Comemos fenomenalmente en un bar, dormimos la siesta y bajamos por 3 de Septiembre hacia Monastiraki. Nos tomamos unas Mhytos a los pies del Partenón. Si las vacaciones tienen algún sentido, sin duda es este. Estar en una terraza con dos cervezas grandes mirando la acrópolis, aunque yo espero la subida de emociones que tendrá la propia subida allí arriba. Nos acostamos pronto, mañana salimos para Hydra.

Día 7:

Madrugamos a las 7 y previa ducha cogemos el metro en Omonia, línea directa hacia el Pireo. El puerto de El Pireo evoca muchas cosas al mencionar su nombre. He visto el mayor puerto de Europa en Rótterdam pero este tiene otro encanto. Busco la Acrópolis e imagina la Atenea Partenos criselefantina de marfil y oro que veían los marinos desde el puerto al llegar a la Hélade. Veo todo tipo de barcos y busco los de la Hellenic Seaways. Por el muelle van y vienen carritos con bollos salados y mazorcas de maíz. Me imaginaba Grecia como un lugar mucho más triste y monocolor, con más olor a Europa, más estándar y gris y me estoy encontrando una gente que mantiene sus tradiciones, su propia manera de hacer las cosas, su particular modo de funcionar. No se si los españoles mantendremos las nuestras de cara al exterior, si los europeos nos verán como yo veo ahora a los griegos. A veces en Madrid parece que estas en París o en Bruselas, la gente parece que hace lo mismo y aquí no. Aquí afortunadamente sientes que estas en un sitio diferente, en el mar. Si probablemente sientes que estas en el mar y que este país mantiene la esencia del sur sea esta la que sea. Deberíamos formar la unión europea del sur con Grecia, Córcega e Italia y que todo funcionara a nuestra manera. Aquí funcionan las cosas. A su manera pero funcionan. El metro va, el camarero te trae café y el taxista al que insulta la guía Loli Planet, te lleva a los sitios lo mejor que puede.
Estoy en el puerto del Pireo esperando un barco a Hydra. Voy allí porque alguien a quien admiro hizo lo mismo que estoy haciendo yo ahora hace 41 años, incluso él durmió aquí en el puerto. Mi mujer ha incluido esta parte del viaje en las vacaciones como regalo especial, creo que es martes y en cuatro días he visto lo mejor que mis ojos han visto nunca, mi mujer aparte, Goya y Bernini o Miguel Ángel arriba o abajo.
Salimos del puerto y me siento en una ventana ver el mar pasar. El mar alegre y azul, el mar mediterráneo ese gran mito de los mesetarios. Pasamos petroleros fondeados esperando para entrar al puerto y nuestro barco se mece mientras por la megafonía nos anuncian todo tipo de consejos de seguridad y me paso por el bar a comprar unos bollos. La gente dormita en el FlyingCat 1 de la Hellenic Seaways y yo voy obnubilado con el mar y solo aparto la vista del para escribir esto en la moleskine. Las olas generan pequeños cortes de espuma blanca, cuantas veces se habrá escrito esto. Viviremos un día en el lugar donde se han escrito novelas, poemas y canciones que me han acompañado durante los último 20 años sin interrupción, aunque el creador de estas obras si se ha permitido interrupciones en su relación con el negocio de la música, a mi sus espaciados libros y discos si me han dado compañía y abrigo al corazón siempre que lo he necesitado, continuamente, intensamente, durante los días en que mi vida no estaba tan acompañada ni era tan plena como ahora. Por eso quiero ir, para beberme un vino en Dusco a su salud.
Una hora más tarde llegamos a Phoros. Bajan y suben viajeros y seguimos por el mar. Llegamos a Hydra a las 12. El puerto es el que es tantas veces visto en fotos, solo que hoy la primera línea es todo comercios. Busco la torre del reloj, subiendo por detrás está nuestro hotel y nos es fácil dar con él tras un breve paseo. Habitación de paredes blanquísimas y techos altos, muebles austeros de madera. Hydra son un montón de casas blancas donde los gatos campan a sus anchas, y contemplan a la sombra a los burritos cargar con el equipaje de los turistas. Paseamos toda la mañana entre casas encaladas sudando la gota gorda. Recorremos toda la colina bajando y subiendo calles donde toco las casas abriendo los brazos. Al fin damos con una cala entre el mar y los árboles y nos sentamos a tomar… si, unas Mhytos en una terraza colgada sobre el mar. La vista es impagable. Comemos calamares que nos venden como si los calamares de Hydra fueran los calamares más especiales del mundo. El bar es de un giri instalado allí, la isla esta llena de extranjeros con negocios y comercios. Rehusamos decirle que el bocata de esa delicatessen se hace en la plaza mayor a dos euros. Siesta. Nos levantamos con un sol mucho menos certero y volvemos al laberinto de preciosas casas encaladas la isla, parece que puestas al azar según iban llegando habitantes o teniendo hijos. Nos sentamos por casualidad sin buscarlo en Xeri Elia, el bar donde Cohen entretenía hace cuarenta años a sus amigos con una guitarra, tomo vino blanco y escribo un poema en la libreta, un poema que se puede leer en http://devueltadedevuelta.blogspot.com/. Nos levantamos tarde del patio con árboles y seguimos camino del otro extremo del puerto que aún no hemos visitado, acabamos entrando en una tienda, casi diría boutique de reproducciones de obras de Arte y compramos los objetos más valiosos que hemos traído de todo el viaje. El Kalix de Dionisos de Exequias, una de mis debilidades de toda la historia del Arte sin restaurar, tal como fue encontrado. El vendedor me aseguro que el de la Antikensammlung de Munchen es una copia, y que el bueno es el mío. Como no decía más que verdades me tuve que llevar también la Cratera de Zeus y Ganímedes, cuya copia de la mía tiene el Louvre y cuya belleza destaca entre las pinturas rojas y lo catalogado al pintor de Berlín.
Acabamos la noche en el bar donde acabamos el paseo matutino. Me tomé dos gin exhorto ante el limpisimo mar un metro debajo de nosotros, mientras a mi espalda tenia uno de los lugares más agraciados que se pueden encontrar para vivir en el planeta. Me voy a dormir aquí con mi mujer.





Día 8:

Me levanto antes de amanecer y salgo a directamente colina arriba a tomar fotografías y si. También a buscar la casa donde vivió Cohen. Todo el pueblo es de paisaje de calendario y camino por pasillos cuesta arriba entre casas imposibles y gatos a los que despierto al pasar. Me paro ante la tapia de una cerca de escribir esto. Llevo 45 minutos andando y no veo la casa que busco, el puerto me guiña un ojo de vez en cuando desde abajo mientras el sol ya asoma por el este, a la vuelta de la colina que envuelve el puerto. El azul del mar es metálico, gris más bien a estas horas y escucho el rebuznar de los burritos que también se aprestan a levantarse y a empezar sus duras tareas. Hay que recordar que en esta isla no hay coches y que los burritos además de ser un reclamo turístico a la llegada de barcos en el puerto, también son la principal mano de obra a la hora de subir mercancías a las tiendas. Cantan los gallos en Hydra y una lancha motora entra en el puerto, quizás traiga los periódicos del día. Alguno o todos dirán que Grecia se hunde. Que Alemania sigue negociando cual usurero las condiciones del rescate capitalista. Alemania tiene en Munich la copia de mi vaso de Dionisos en el mar de vino y otras tantas obras griegas. Alemania si que estará siempre en deuda con Grecia mientras no devuelvan todo lo que se apropiaron. Dan las 8 y me cruzo con el primer señor que veo en toda la mañana, no se sorprende nada al verme merodear por la puerta de su casa. -Calimera, calimera me responde educado. Llego al hotel a las 9 y espero a que mi mujer se levante, afortunadamente estas no son vacaciones de hotel y cola, pabellón deportivo, cena y hotel y cola.



Esta segunda salida de Atenas ha sido tan provechosa como la primera a Nauplia. Anoche entre gin tonics marítimos comparábamos estas vacaciones con las del año pasado en NYC y llegábamos a la conclusión de que no tienen nada que ver, aquí el choque cultural es 0 y desde el primer minuto te sientes como en casa, eso hace que la relajación y el disfrute sean totales, lejos de stress y del ver la prisa del año pasado, colgados además aparte. Estoy haciendo tiempo hasta las 10 en que he quedado con mi mujer para desayunar, a la sombra de un banco de madera azul. Tenemos por delante el último día aquí. Atruenan las campanas llamando no se sabe a qué a las 9 y veinte. Pasan delante mío burritos de reparto mientras su conductor habla por el móvil. Llevan botellas de leche, de cerveza y productos de limpieza.
Son las 10, me ducho y bajamos a desayunar yogur griego como siempre para mí. Después maleta y check out. Nos dedicamos a pasear y hacernos las últimas fotos aquí. Recogemos las compras de ayer y salimos de la herradura de Hydra donde también lo hemos pasado rumbo al Pireo. Se dice pronto.
Llegamos, desembarcamos y cruzamos la calle para coger el metro. Atenas tiene 3 líneas, la que llega al puerto es la más popular, va directo al barrio, a Omonia. Nos bajamos en la plaza y tomamos 3 de Septiembre, en 5 minutos en el hotel. Un poco de descanso y salimos ha hacer un recorrido desde la plaza Sintagma a Plaka donde cenamos.

Días 9, 10 y 11:

Estamos en Creta en Heraclion. Los últimos días han transcurrido a toda velocidad, no he escrito nada y tendré que poner a prueba mi memoria tan perra para los estudios y los deberes, tan ágil para los set list y los conciertos. Estoy en Creta y aquí el hombre abandono las tinieblas e ilumino el Arte y la inteligencia por primera vez en Europa. Aquí donde nació el alma de Grecia y las deidades egipcias, asirías y mesopotámicas se volvieron del tamaño de los hombres, tomaron la gracia de la sonrisa y fueron representadas en movimiento.
Me sorprende una magnifica comida casera regada con vino blanco en una casa de comidas del barrio. La corona la señora con una copa de orujo de la casa. “Like a house” la digo. “Of the Rising Sun” pienso… Damos un paseo por la tarde después de una mañana de viaje y de llegar a la isla y no tener taxis por la huelga. No se si el país habrá sido rescatado ya, la tele siempre muestra a Papandreu en todos los canales dando ruedas de prensa y mítines a diestra y siniestra. Cuando Papandreu descansa, sale el gordo de economía, supongo que suplicando a Merkel. Yo miro siempre que puedo al gordo a ver si en una de estas se caga en dios, le mete una patada a la mesa y tira a la Merkel al suelo y la pisa la cabeza.
Acabo de llegar de Atenas donde ayer recorrí la Acrópolis y me quemé la espalda y el cuello. Me contó el profesor Urrutia (dios le bendiga) que la primera vez que Sáenz de Oiza vio el Partenón, lloro de emoción como un niño. Yo no lloré porque iba con mi mujer y porque me acompañaban cientos de turistas: mire la entrada por los Propileos y solo pude sentirme indigno y extraordinariamente afortunado por tener la oportunidad de cruzar esa puerta. Esa puerta eterna, la de la capacidad de hacer el bien del hombre. Pasear por la Acrópolis es como comulgar con el planeta, no se puede hacer nada mejor en ese momento. Nada. Paseamos por el templo de Atenea, el Erecteión, nos sacamos fotografías, y volvimos sobre nuestros pasos para hacer las fotografías de la memoria, las fotografías que se guardan en el disco duro eterno de la verdad y del placer, imposibles de borrar mientras se exista. Lo rodeamos mirando el entablamento, el frontón, las metopas, la procesión palatenea. De pronto ahora veía las clases aquellas en que nada aprendí y todo cobraba sentido por las diversas partes del edificio, desde las basas a los capiteles. Incluso imagine la Atenea Partenos buscando el mar desde El Pireo. Son esos momentos los que hay que tener y alargar lo más posible cuando se reconoce el Arte para regocijarse ante él tanto como se pueda.
Salimos bajando colina abajo hacia el Ágora y sus edificios. Descansamos y bebimos agua a 80 céntimos la botella de litro y medio en La Acrópolis, imposible no imaginar lo que cuesta una botella por las cercanías de la milenarísima puerta del sol de Madrid. Sacamos las típicas fotografías del recinto desde abajo y nos recuperamos de lo que acabábamos de ver, viendo a la vez más maravillas.
Salimos a comer a Plaka y a reponer fuerzas con una Mhytos. Después de comer y sin dejar enfriarse la emoción, salimos para arriba buscando el museo de la Acrópolis.
Lo primero que piensas al llegar allí es en las excusas de los gobiernos extranjeros para no devolver las obras que tienen y que son griegas. La supuesta incapacidad de los griegos para conservarlas, que fueron salvadas por ellos, etc., etc. Viendo el nuevo museo de la Acrópolis que han hecho los griegos esas excusas ya no valen. He estado en muchos museos del mundo, en todos los más importantes y ninguno se puede comparar con la majestuosidad y funcionalidad del nuevo museo griego. No voy a entrar en el coste económico y social con el derribo de edificios y barrios enteros, pero hoy por hoy los griegos tienen el mejor museo del mundo para las obras de Arte más importantes del mundo. Museo que a todas luces y con gran talento por su parte muestra lo que tienen y también lo que les falta, en los obcenos huecos de las metopas que tiene el viejo almacén de Tottenham Court Road. No tienen excusa para no reponer lo expoliado. El único motivo para no devolver lo sacado de este país es su propia miseria. Si los ingleses, franceses y alemanes restituyen a Egipto y a Grecia, no tendrían que mostrar más que sus Turner, sus Delacroix y sus Friedrich. Que seria mucho, sin duda, pero NADA comparado con lo que no es suyo y probablemente el turismo y las visitas descenderían de forma irremisible. ¿Y estos son los países que usurean a Grecia? En Grecia no tendría que trabajar nadie. Con el hecho de nacer en este país tendrías que tener derecho a pasarte la vida rascándote la barriga a costa de la jodida Alemania, de la Pérfida Albión, y de la rapiña gabacha, solo por el patrimonio que ponen al disfrute del mundo. Tendría que estar subvencionado hasta el último griego desde que nace hasta que muere.
El museo de la Acrópolis es un armazón de hormigón visto y vidrio austero que se levanta en tres plantas de una nave con escaleras centrales que las unen. Sencillo y efectivo a la hora de deseminar su tremendo arsenal de obras por el espacio, incluso de hacer participes las que no están allí, como ya digo. En la primera planta dan un audio visual muy completo sobre la historia del Partenón. En el resto se reparten las joyas de la Acrópolis y se llega a ellas sin ningún esfuerzo en un paseo. En la última planta se reproducen las metopas con el propio edificio de donde salieron de fondo de escenario en las ventanas, en un alarde de efectividad y sensibilidad bañado en luz natural. Es de agradecer que después de una muestra de este calibre, no te encuentres con un corte ingles de merchandising a la salida como se haría en cualquier otro sitio y como han preparado en la ampliación de nuestro Prado, si no que se deje la salida franca a la gente, solo pendiente de las excavaciones que muestra un suelo transparente.
Paseamos por Plaka y nos tomamos unas cervezas frente a la biblioteca de Adriano. No encuentro mejor sitio en el mundo para estar en este momento. Llevo la espalda calcinada, la frente como un tomate y las rodillas temblorosas pero me siento más que afortunado.
Llamamos a mi sobrino a ver como estuvo el cantajuegos que iba a ver ayer con su madre. Nos dice esta que no le ha gustado el set list y que quiere hacerse otro concierto a ver si tocan las suyas. Su madre le dice que tiene cuatro años y que con esa edad no esta para hacerse giras.
La mañana anterior la pasamos en el Arqueológico Nacional viendo el Kuros de Sunion y el Poseidón del mar de Eubea, listo para arrojar su tridente. Los boxeadores y sobre todo los vasos, kalices y ánforas de figuras negras y rojas. Es un museo de estenografía austera y de presentación de piezas efectiva. Algo laberíntico en sus salas laterales pero muy agradables y deleitosas de recorrer. Las pinturas negras de las crateras, las plañideras arcaicas, el periodo geométrico…, toda esta riqueza indescriptible esta puesta a la vista del visitante a tres horas de avión.



Día 11:
Bajamos a tomar el autobús cerca del puerto, previo acopio de yogur y café con leche. Cogemos el autobús a Knossos y a la media hora estamos a la puerta del laberinto de Teseo y de la casa rey Minos. Me tengo que comprar un sombrero de paja que de verdad combata al sol, porque bastantes quemaduras llevo ya en la espalada para que encima me arda la cabeza. A la entrada del palacio, un busto de Sir Arthur Evans el viajero y arqueólogo ingles que comprando parcelas empezo la excavación del palacio y casi reconstruyo esté a su gusto y entendimiento propio del XIX, a bese de pintura y hormigón. Aunque la gloria se la llevo Evans, fue el griego Minos Kalokairinos el descubridor del yacimiento.



No me produce el estremecimiento de Micenas. Paseamos todas las estancias y sacamos fotografías de sus míticas y mágicas columnas de viveza sospechosa, en las que están inspiras algunas paredes de nuestra casa. Evans no solo apuntaló y consolidó el megarón del rey y otras muchas partes del edificio, sino que reinterpretó partes enteras como quiso. Salimos tras pasear todas las estructuras visitables en pie y cogemos el autobús de vuelta a Heraclion. Nos metemos de cabeza en la exposición del museo Arqueológico de Creta que hay abierta, con las piezas más importantes del mismo cerrado por reformas. Nos damos un baño de verdad y serenidad antes las primeras sonrisas del hombre en la historia del Arte. El fresco de “La Parisina” tantas veces soñado se muestra delante de mí. Es un pequeño trozo de yeso de gracia vivezas únicas. Las ofrendas de aceite y vino, la primera tauromaquia de la historia. Las primeras poesías de la historia del arte antes de que se supiese que era la poesía en la antesala de que este pueblo se lanzara de cabeza hacia la perfección.
Siesta, desperece, ducha y salimos a pasear por el puerto y a contratar excursiones. Barajamos bien ir a Santorini o salir para Chania esencia cretense en si misma, pero por lo menos recorremos el rompeolas entero y se nos hace de noche. Cenamos en un sucedáneo de mexicano para variar la dieta de pescado. En una librería veo un libro sobre el gran Mikis Theodorakis que estudiare si llevarme mañana o pasado, veré que vale cuando esté abierta. Mi mujer, mi amor y compañera de este viaje y de todos se acaba de acostar. Mañana saldremos para Chania pronto, el viaje es de tres horas desde Heraclion.

Día 12:
Desayunamos previa ducha y bajamos a la estación que esta muy cerca de nuestro barrio. Arraso con el yogur que queda en la fuente, lo reconozco. Cogemos el bus a las 9 y a las 11 estamos en Chania. Chania es más cretense que nuestra Heraclion, con un puerto veneciano acogedor que me recuerda a Hydra. Paseamos y tomamos unas Alphas para recobrar fuerzas. Callejas sin urbanismo que las contemple con casas apoyadas unas sobre otras sin pedirse permiso, las de más difícil rehabilitación. El puerto son todo tabernas en forma de teatro. Comemos pulpo y calamares y nos obsequian con el orujo cretense que esta vez, prudentemente solo pruebo por no ser desagradecido. El sol te deslumbra completamente sin gafas de sol mientras reiniciamos el paseo detrás de las peatonales calles, detrás del puerto. Compramos recuerdos para nuestros familiares y para Alejandro García Sanders, que se ha quedado al cuidado de Frida Calderone, atigrada criatura gustosa de las latas gourmet de comida húmeda, de los goles de Gargamel Falcao para el Atlético de Madrid y del Rockandroll. Me cae otro comboloi de más peso del que llevo encima, parece de plata aunque por su precio no creo que lo sea. Se esta haciendo tarde, buscamos la estación de buses y salimos para casa.
Esta mañana mientras me despertaba he leído en el water, de puro aburrimiento lo que quedaba de la patética rolling stone que compramos en Barajas. Solo me quedaba por leer la columna del cocinero-roquero Sergio Arbola. El chef del restaurante del reina se despachaba explicando la diferencia entre turista y viajero, parida más que manoseada por todo tipo de pedantes y niños de papa. Según él y ochenta antes que él, viajero es aquel que se empapa de los encantos del lugar que visita sin prisa y sin billete de vuelta. Aquel que se tira los días que haga falta conviviendo con los lugareños compartiendo su vida, y partiendo después sin rumbo fijo donde el instinto, la gente del camino y la mochila le lleven. Siempre libre, siempre conociendo la esencia y los frutos de la tierra que pisa y a los lugareños que trata, y dejando miles de amigos entre ellos. Se deja Arola de comentar que este tipo de viajero siempre lleva una visa oro cargada como un petrolero en el bolsillo de su hippiosa mochila, o un fajo de parné de aquellos que llevaba mi abuelo por si alguna contingencia. Y más en el caso de Sergio, que yo si me quedara por aquí atascao siempre podría coger un traspaleo o una furgoneta, pero como sea él el que se quede por ahí sin un duro, y tenga que preparar unas bravas como lo que él se atreve a llamar bravas, ya puede correr hasta el pueblo más próximo antes de que lo echen el guante. Con esto venia a tirar por tierra a los turistas que según su artículo corren por el mundo sin enterarse de nada. Mis padres cuando yo era pequeño siempre salían y viajaban de esta manera, era lo que toda la vida se ha llamado hacer excursiones. Así conocí yo la Toledo de Tonino Kuratti, Ávila, El Escorial…, y así he conocido yo hoy la ciudad más hermosa de Creta a 300 quilómetros de mi hotel, mientras Arola tira en estos momentos de visa oro en algún hotel de cinco estrellas del mundo. Si yo tuviera su mosca no hubiera viajado, no. Me hubiera quedado a vivir en Hydra o me habría comprado un apartamento en frente del Partenón en vez de desbaratar la comida y escribir en la revista de tendencias y anuncios rolling stone.
Pero les contaba que voy en un autobús bordeando la isla de Creta de Chania a Heraclion, y el bus acaba de parar en Rethymno para que suban y bajen viajeros de los de verdad, de lo que toda la vida han sido viajeros. La gente que vive en un sitio y desgraciadamente se tiene que desplazar para trabajar en otro. Llegamos a Heraclion y nos cruzamos con los gatitos en la calle, tengo que acelerar el paso o acabare llevándome algún gato al foro. Mañana decidimos ir a visitar el palacio de Festos, también quiero volver al arqueológico y recrearme un rato sin cámara de fotos. Mañana es nuestro último día entero en Grecia y nos acostamos pronto. Me quedo escribiendo esto y viendo en la tele griega las huelgas en los gremios. Que un país con este patrimonio este pasando lo que está pasando da fe de la mierda de organización mundial en la que estamos. Este pueblo enseñó al ser humano a ser humano, y su patrimonio cultural lo sigue recordando a cada paso. Es una lección impagable. Una deuda eterna con ellos. El patrimonio está aquí y ellos son los herederos, y nosotros también. La única verdad de esta crisis es lo que no dicen que el club Bilderberg s ha decidido que ya no van a pagar impuestos. Que el estado de bienestar con el que combatieron la amenaza comunista obrera ya no tiene vigencia. Que a partir de ahora cada uno pagara lo suyo y que él que no tenga dinero no tendrá educación ni sanidad. A si se lo han comunicado a sus jefes de personal que son los presidentes de los países ricos. Y estos están empezando a ejecutar sus órdenes al precio que sea. Dentro de poco el estado de bienestar colapsara porque lo harán colapsar y habrá que pagar por todo con los sueldos de miseria a los que vamos. Esta es la verdad que no cuentan de la crisis y por eso cambian la constitución tan aprisa. Mañana voy a Festos y me pregunto que hemos avanzado desde los griegos. Nada. Sigue habiendo esclavos, ágora, teatro… Zeus ha sido sustituido por dios y es hora de recordar que el primer ataque que sufrieron las esculturas del frontón del Partenón fue perpetrado por los cristianos a las representaciones paganas. Por la secta más dañina y criminal de la historia de la humanidad. A menudo nos quedamos en recordar que el Partenón fue bombardeado sin saber que lo fueron los venecianos y no los turcos quienes lo hicieron.

Día 13:

Estoy sentado en la colina del palacio de Festos. No en el palacio exactamente sino a su salida en un pequeño bar que domina toda la bajada de la colina por el oeste. Al final acertamos descartando Santorini por estas piedras. O no. En otro viaje lo sabremos. Me imaginaba esta país más árido y sin embargo es todo olivares y chumberas, árboles frutales. Cogemos el autobús de vuelta a Heraclion y me alegro de haber echo el esfuerzo de estar en carretera hasta el ultimo día, Phestos lo merece en su ensimismamiento. De vuelta en casa entramos por ultima vez en el museo a ver los frescos de Knossos, el circulo de escritura lineal A de Festos, crateras decoradas con pulpos, la cabeza del toro de Minos que burlo Teseo. Todas las obras de esta pequeña sala de exhibición abierta en el museo, son avances trascendentales en la historia del Arte universal. Me emocional ver delante de mi el sarcófago de las ofrendas en las procesiones y el sacrificio del toro, proveniente del palacio de Hagia Triada, obra que me enamoró en la facultad y que en este mágico viaje he tenido la suerte de contemplar un rato. Eso ha sido este viaje también. Un recorrido por obrar y lugares mil veces vistos y nunca contemplados. Podría dedicarme ha hacer esto toda la vida y no cansarme. En realidad trabajo para poder hacerlo, las demás cosas cuando se llega a sitios así son accesorias. Todo queda compensado al poder viajar con quien amas y ver lo que deseas.
Estoy en el hotel. Son las 7 menos cuarto, las seis menos cuarto en Madrid. Aquí amanece antes y el sol se va antes. Me ducho y me dispongo a salir a cenar pescado del día como se ofrece en Creta. El que sea. Pulpo, calamares, sardinas, chanquetes… Este ha sido un viaje al mar. Segundo gin tonic a orillas del mar, nos retiramos pronto, mañana salimos de madrugada para Atenas y de allí a Madrid.

Día 15:
Un taxista muy simpático nos recoge a las 5. Nos dice que cuatro días son pocos para conocer Creta. Tiene razón. No entiendo como hay peña que va a Ibiza habiendo Creta en el mundo. Quizás cuando demos el paso de turistas a viajeros… Grecia entera merece otro viaje de más tiempo, seguro que más de uno porque tiene otros veintisiete lugares que no me quiero morir sin visitar. Tengo 40 años y he visto el 80% de los sitios a donde quería ir, mal se tiene quedar si en los otros cuarenta que me quedan no puedo llegar al 20% que me queda. En el aeropuerto me quitan la hermosa navaja que le traía a mi amigo Iván Montero de Chania. Culpa mía por no meterla en el equipaje. En el aeropuerto de Atenas resuelvo la papeleta a base de Comboloi, una industria la de este cacharro que ha subido desde mi visita. Dentro del avión me preocupo del acomodo de mi vaso y de mi kalix, no he podido dormir pensando en ello. Es consecuencia de la ansiedad que tengo. Cuando no me da por pensar en las bolsas que tengo que colocar en un avión, me da por pensar en las lentillas que me tengo que comprar para jugar al fútbol. Mi doctora ya me ha amenazado con el psicólogo, mi mujer también y ninguna de las dos se suele equivocar en el diagnostico conmigo. Yo me voy resistiendo porque una de las experiencias que tuve con una de ese gremio consistía en ir a que me hipnotizara un mago de la calle Fuencarral en Houdini. Aquello fue de traca conmigo y otro novio de psicóloga en el papel de “regreso a la infancia”, creo que nunca he hecho más el ridículo. De propina el mago me quito de fumar según él. Con efecto retroactivo eso si, no fue hasta quince años después cuando Lola la de Raúl vino a casa, cuando lo deje. Claro que la Lola también es psicóloga… Piso el suelo de Madrid, se acaban las vacas, esta historia, y salgo de este jardín.

30.8.11

Antígona

Fui a ver a Marta Etura y a Blanca Portillo a Mérida. Antígona es la clásica obra porra de Sófocles, que te repite el argumento y sus motivaciones una y otra vez para que te enteres. Las actrices que en el Hades esperaban a Marta entre risas permanecieron en el agua casi una hora valientemente en su papel, en la puesta en escena de Mauricio Garcia Lozano. Quizás Marta debió aprovechar mejor el suyo y salir desde el principio a comérselo, aunque estuvo decente.

Antonio Gil como Creonte estuvo correcto aunque fue de más a menos. Y como siempre Blanca. Siempre Blanca la grande, la enorme, la inconmensurable actriz de la década y del siglo, bordó al viejo Tiresias en un caramelito de papel para su puro lucimiento que ella no dejo escapar para darle su justa medida. En diez minutos compensó los seiscientos kilómetros de viaje porque en ese tiempo nos volvió a enseñar la belleza, la excelencia en la interpretación, en ese arte grande que te permite observar como se viven otras vidas en la piel del personaje, como se recrea una historia eterna escrita hace siglos.

La escenografía fue correcta sin más pero como siempre en ese teatro, la luz y el sonido se fusionaron con la piedra milenaria para provocar el estremecimiento del espectador. Sin alcanzar la emoción de la Medea del 2009, entre otras cosas porque tampoco hay un centauro llamado Asier Etxeandia en esta obra, si merece la pena ir a la Augusta Emérita solo sea para que ver como Tiresias dice el futuro a Creonte, y ese futuro amigos…, ese futuro fue oscuro como el que nos viene en este país que quieren gestionar como una empresa. Como quieren dirigir a partir el propio festival. Rezar los emeritenses ahora que se va Blanca Portillo. Rezar por la cultura beatos a los que tanto os ofende una foto de Asier con el torso desnudo en la calle. Rezar por la magnificencia los que solo sabéis esperar al domingo para vestiros de domingo y salir a la calle principal a pasear y tomar el aperitivo . Rezar y que el Guadiana no sea el Hades y desde los Milagros se produzca uno que os vuelva a traer el lujo del talento. El único cierto.


26.8.11

Los maderos

Los maderos ya están denunciando acoso y linchamiento, y se están cogiendo la baja por depresión. Los maderos son esos cobardes que se ponen hasta arriba cuando van de antidisturbios a cargar en las manifestaciones, y cuando te arrinconan solo en un callejón aprovechan para llamarte de todo y ponerte hasta arriba de hostias. Esto, que es práctica habitual de la policía española y que da la medida de la calidad democrática del país, ahora no resulta tan barato como antes (recuerden aquellas hostias de “Puma 40” a Cristina Almeida en los primeros noventa. Al pobrecito le pillo una cámara y se tuvo que dar de baja por depresión) cuando si no había periodistas delante, tenían barra libre para pegar. Hoy cualquiera lleva un móvil y puede grabar al frustrado cobarde que le pega a una niña en la cara. Lo fuerte de la cosa no es lo que ha hecho, que ya estamos acostumbrados en España. Lo increíble es que cuando se los coge y se les denuncia, se den de baja por depresiones como secretarias estresadas.

Profundamente cobardes, solo atacan en jaurías como las hienas, profundamente cagones nunca dan la cara y cuando se les descubre lloran y se quejan como perras en celo. Antes sin cámaras, cuando denunciabas te encontrabas que tenias también una denuncia suya por agresión, ahora tienen más difícil esa contestación con imágenes mediante. Esas son las fuerzas de orden público que tenemos. Poco más o menos que las mismas que con el franquismo. Antes no sabían hacer la O con un canuto, hoy tienen el graduado pero no lo usan.

Escribo esto pasados varios días de las cargas y una vez comprobado que han sido más de una y más de dos los aporreos a indefensos que en nada estaban alterando el orden público en la calle o que estaban grabando para informar como cargaban contra los mismos. Se me podrá decir que los manifestantes no son pastorcillos de Belén ni pacifistas no violentos. A las imágenes me remito, se pueden encontrar en cualquier periódico digital. Yo estuve en la manifestación laica y lo único que vi con mis propios ojos era como al pasar por Jacinto Benavente, unos curas jóvenes me bendecían desde un lateral cosa que les hacía mucha gracia y que yo no les había pedido. Videos con insultos hay de todos los frentes, videos con navajazos a Martín Sagrera, un señor jubilado que repartía panfletos en contra de la visita, por parte de un papaflauta solo hay uno. Videos de peleas y alteraciones del orden público no he visto, los de los excesos policiales los ha visto todo el mundo.

No voy a entrar en el análisis de cómo han secuestrado los derechos de los madrileños estos dias pasados, como han discriminado por ejemplo a los miles de parados de esta comunidad, como se ha burlado en una palabra de los derechos ciudadanos. Como han cerrado partes de la ciudad y clausurado paradas de metro. No voy a entrar en como las tres administraciones del estado han hecho dejación de sus funciones, unas con entusiasmo y otras por miedo. En todas las mentiras que el arzobispo de Madrid incurre tomándonos el pelo a lo que no participamos de sus fastos. Tengo la teoría de que el nacional-catolicismo avanza a toda velocidad en España en forma de fascismo light, el pensamiento único-conservador lo está copando todo y esta inutilizando las defensas de la gente. Su capacidad de información, formación y pensamiento. Su propia libertad. Si para que todo eso se imponga por encima de cualquier cosa, tienen que demonizar a media ciudad, insultar, y por último pegar a quien circula por la noche, lo único de lo que te quedan ganas es marcharte de este país de mierda. De dejárselo entero y de que se lo repartan como quieran. Pero eso sí. Antes hay que denunciar a los cobardes y delicados antidisturbios que primero fostian a mujeres y luego se dan de baja porque se han hecho daño en su mano con la cara de una niña. Asco de país. Asco de… iba a decir gente.

19.8.11

Sin alcohol no hay revolución

Quede con Luis en la manifestación laica y baje pegando la obra con Shangay Lily, activista Gay que le echa dos cojones a la cosa. Cuando llego Luis y antes de que empezaran las tradicionales cargas de la madera del psoe a la gente, nos piramos a tomar unos cubos de jalimbas a la sureña, que lo está rompiendo en la Cava con lo de los cubos de botellines a tres lulos. Como era de esperar se nos calentó el paladar hablando de la facultad y de la tercera vía yugoslava y empezamos a cruzar opiniones con las juventudes del nazi de visita. Nosotros al contrario de lo que penséis, celebrabamos la visita del nazi. Concretamente les decíamos –Viva el Santo Padre! Me cago en dios!, y soltábamos la risa de ogro que caracteriza a los borrachos.

Hablando con Luis, cerramos la cesión de un cuadro que tiene y que me vuelve loco para mi casa con la obligatoriedad por mi parte de cedérselo para las exposiciones, cláusula que no pienso cumplir a no ser que me haga un seguro de varios miles de euros.


Después cuando volvíamos para casa, Sol estaba cerrado como casi siempre últimamente porque a la delegación del gobierno no le gusta que pasemos por allí los gatos, no vaya a ser que nos quedemos a dormir. Eso sí, los de la mochila que yo pago, pueden transitar por la city por donde les salga de la pija, y viajar en el metro por la patilla. Cuélatele tú, verás que pronto te achuchan al pastor alemán y no quiero decir al papa.

Decía que la mochila la pago yo, porque la pone Banquia con lo que me cobra a mí de intereses y lo que le quita a los niños autistas, cargándose la obra social que tenia. Banquia es esa mafia que preside Rodrigo Rato, y que ha unido caja Madrid y la caja de valencia, casi ná la junta.


La sureña me la enseño mi mujer que había estado allí con Gala tomándola. Ahora estoy allí día si día también, el domingo sin ir más lejos me fui al Prado que ese día por la tarde es gratis y a las nueve me subí dando un paseo para allá, a refrescarme tranquilamente. En el Prado me paso siempre a ver las poesías de Tiziano, la Danae y el rapto de Europa, y sobre todo las bacanales especialmente la Bacanal de los Andrios, obra donde el color veneciano toca la cumbre luminosa de la sensualidad y la carnalidad. Obra que te invita a la vida y al placer en esta semana de reprimidos criptofascistas en Madrid. Reprimidos que además no están dejando la guita que nuestras autoridades decían que se iban a dejar, como me contaba Shangay bajando por Carretas. La semana del orgullo deja bastante más dinero en Madrid y no se les pone el metro a perra chica a la peña que viene a follar en libertad.


Dejando la Cava y tirando ya cerca de las dos hacia la Plaza Mayor, descubrimos otra Sureña en la calle Toledo, a 100 metros de la que veníamos. Esa fue la que ya nos partió la noche. Así que tuvimos que volver a parar a apretarnos otros dos cubos, aunque ya no me quedaba ni para el taxi, y a decirles a los cristianos que nosotros éramos apóstoles de Zaratustra y además que se había terminado la conversación porque ya no se nos entendía un carajo y no queríamos soltarle una guantá a nadie.


De vuelta para casa me acabe de leer La orquesta roja y me entere en el taxi de la que había liao Mourinho, gran beato y creyente, por cierto y opositor irredento a que una daga le horade el corazón en cualquier esquina. El Madrid se está convirtiendo en una sinonimia de la iglesia, un ente de fanáticos dirigido por un visionario.