27.8.08

Cuando era joven creía en el suicidio

Mi padre y mi primo se juramentaron en que sería un gran hombre

A alguno de los dos defraudé

Ser un gran hombre consistió en tener una colección de discos

En heredar una casa y tener un coche.


Las cosas de las que me siento orgulloso no las conoce nadie

Viven muy profundamente en mí

Y casi nadie puede a verlas.


Ahora no se si las tengo

Hace mucho que no me asomo a mirarlas

Puede que tenga miedo de no encontrarlas

A uno dos defraudé

De uno de los dos heredé algo que él llevaba a flor de piel.

3 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
trentoirredento dijo...

Ya estamos. Es que aquí no se me respeta como poeta, coño. Solo quieres cucamonas.

Aburrido. Gritón. Con 3 guitarras y la suya, cuatro. Con un volumen que en "Alta Suciedad" casi te estalla el melón...

Me voy a ir a ver a Bunbury a Zaragoza en vez de a Calamaro.

HANFORDYLAN dijo...

Lo que pasa es que no se puede firmar debajo de estas entradas e irte a otra cosa. Lo que hay que hacer es leerlas, esperar un momento, y entonces volver a disfrutarlas.