9.9.06

Trentoirredento Is Here !










Me estaba marcando un texto lacrimoso de estos en los que te acuerdas de alguien a quien le debes algo. Pero lo he pensado mejor y ustedes no merecen mis penurias. Yo me debo a mi público y, como artist.a debo salir al escenario con la actitud de un killer, aunque me sienta como Bernardo Pantoja camino del Manhattan. Así pues. me pondré mi nariz de clown y, como no me inspiro mucho últimamente (la ataraxia es lo que tiene, entras en ella voluntariamente y cuando te quieres dar cuenta no puedes salir y llevas vegetal un mes), voy a ejercitar la escritura automatimatimatimatica y ahora que terminé los ejercicios que me plantean los maestros y parece que vengo de la guerra, voy a entrar en la Republica Invisible. Aunque a veces pienso cómo verán ustedes esto. Si creerán que es algo así como “el club de la comedia�, esas falanges de graciosos que entretienen a la progresía modernita, que no modernista. Amigos de la ser, el país y el canal mas como dice mi padre. Listillos que no curran los viernes por la mañana parece, mientras yo entro donde entro a las 7 de la matina para, mientras hago que dirijo a mis hombres con las ideas y los objetivos definidos, pienso la letra del himno de España. No, camaradas, esto no es el club de los graciosos ni yo soy un cuentacuentos. Los cuentacuentos son todos actores-opositores, hippies de posibles que al entrar a los bares te hacen sentar en el suelo a escuchar sus chascarrillos, cuando yo lo que quiero es un Bombay Saphire con limón y una de Van Morrison. (Con 4 Bombais también me van bien Los Chichos). Espero que no crean que soy uno de ellos.
Lo que pasa, ya les digo, es que al terminar los ejercícios me quedo un poco mustio. Tanto tiempo sin salir, deseando que termine todo para hacer mil cosas y luego me siento vacío. Leo la biografía de Jaime Gil De Biedma que ha escrito Miguel Dalmau y me doy cuenta que los mejores poemas de añoranza ya están escritos, y que además no añoro nada (por eso cambie de tercio en la primera idea), sino que lo que a mí me pasa es que anhelo. Anhelo decir que no a lo previsible y apuesto por decir que sí a la vida (aunque luego mi tipe-ryder me tenga que rescatar como superhéroe que está en su sitio) y ahora que el futuro empieza ahora, ahora que se descorren las cortinas, ahora que el vino corre de mi cuenta, y hasta las 8 sigue siendo de día… den un beso profundo a sus parejas, salgan a la calle y miren las azoteas; aprovechen, porque el verano se acaba, pero la sed de carmín nunca termina.


Y tengan cuidado con los cuentacuentos. … Que tiran a dar.

4 comentarios:

theoldmermaid dijo...

...mi problema es que no me gusta beber sola y me cuesta encontrar quien me acompañe...es un asco tener tantos amigos abstemios , creo , además , que todos ellos esconden algo turbio en su interior. La ginebra no es mi fuerte, prefiero el vodka pero con Morrison cualquier compañía es buena. Nunca pensaría que eres un cuentacuentos....ni un malabarista , especies urbanas que detesto. Me gusta esta fuga de palabras...

Claude Lacombe dijo...

Suscribo hasta la última palabra de la misteriosa sirena vieja. En Trento siempre encuentro naturalidad y no pose; ésa que me arruina las bienpensantes tendencias de los polanqueros. Se es como se es y no como se pretende y a Trento hay que aceptarlo como es y ¡cómo es!

Todo un detalle lo del enlace a mi blog, digno de su caballerosidad, Trento. A ver si conseguimos así que lo lea alguien más que usted, mi señora y el autor. Como no puede ser de otra manera, haré lo propio si detecto que el enlace hacia su blog podrá ser disfrutado por alguien más que los suprascriptos.

trento dijo...

Lo de beber solo, generalmente siempre es patético, no engañemos a nadie. Lo malo es que despues de ir al cine tampoco me apetece irme a casa. La primera copa suele ser tranquila, pero si uno se anima acaba triste mirando (odiando) a las buenas gentes que se divierten en pareja o en pandilla...
A mi tambien me gustan las miradas, en realidad es por eso por lo que uno va al bar despues del cine, a ver si vives una pelicula.






Lacombe.. tu blog es una pelicula en si mismo.

theoldmermaid dijo...

...a veces muchos de los que están acompañados desearían estar solos, no lo olvides...el viejo desear lo que no se tiene. Además lo difícil es escoger la película que se quiere vivir...muchas veces las entradas te las han comprado ya y con recargo de 1 euro por sacarlas por internet con antelación.