11.9.06


Todo el mundo sabe qué es lo que queremos
Todo el mundo sabe dónde esta
Todo el mundo sabe que no fueron sinceros
Todo el mundo sabe que nada será igual


Nadie sabe cumplir sus deseos
Nadie sabe dónde está la verdad
Nadie sabe por qué lo hicieron
Nadie sabe qué es lo que vendrá.


Todo el mundo sabe que no tenemos miedo
Todo el mundo sabe que estamos dispuestos
Todo el mundo sabe que iremos a por ellos
Todo el mundo sabe que haremos lo correcto


Nadie sabe nada de lo que habla
Nadie sabe cuándo pararan
Nadie sabe que hacemos lo que quieren
Nadie sabe siquiera dónde hay que mirar


Todo el mundo sabe que no estamos muertos
Todo el mundo sabe que somos tú y yo
Todo el mundo sabe que somos capaces
Todo el mundo sabe amar y matar.


Nadie sabe lo que está perdiendo
Nadie sabe que no vendrá más
Nadie sabe que esta preparado
Nadie sabe que no hay que esperar.



Todo el mundo sabe que estamos llegando
Todo el mundo sabe que me muero por ti
Todo el mundo sabe que no estoy mintiendo
Todo el mundo sabe que es ahora y aquí.

1 comentario:

el hombre tranquilo dijo...

Rodeaba ayer mi cabeza ese halo de dudas y miedos en forma de preguntas (¿qué hago el resto de mi vida?, ¿debo arriesgarme o debo mantenerme?,¿es mejor ardedr de una vez que consumirse?,¿qué va a ser de mi?....) cuando llamó mi atención el atardecer de Madrid con su luz rojiza quuemando el horizonte. Fue en ese momento cuando caí en la cuenta de que lo que hace años habría sido un momento de paz absoluta,de romanticismo bien, o mal, entendido hoy no significaba demasiado. Seguí caminando,entregando mi bandera a esas preguntas que, cada vez más frecuentemente asaltan la fortaleza de mi alma (?). En fin,toda esta semi poesía urbana y de todo a 100 (o a 60 céntimos) creo que está provocada por un estado de, quizás forzada, nostalgia de una época que no estoy seguro de haber vivido. Por un futuro aún más incierto que el pasado... y, como decían los enemigos, POR SUPUESTO MI ANSIEDAD. ¿Qué me pasa doctor?