20.6.06

Estética Parda.

Ayer sali de casa sobre las cinco y madia y me fuy a La Casa Del Libro de Gran Vi­a. Siempre que voy al centro me gusta aparcar en Cibeles para subir paseando por la Carrera De San Jeronimo, o bien por Alcalá. Cruce la Cibeles y me pare en el Circulo de BB.AA a tomar un café. Cruze hacia Gran via y en la libreri­a compre Fasten Seat Belt del cri­tico de Arte Fernando Castro Flórez. Es un libro que narra en primera persona la vida diaria de un Curator-profesor-critico-pope del nagocio.Es muy ameno y divertido anoche practicamente lo acabe. La vida del tipo aparece en nuestra imaginación sin pecatidades ni ocultamientos, quizas muy inspirados en el exito editorial de la prestigiosa crí­tica de arte, periodista, ensayista y directora de la revista Art Press: la francesa Catherine Millet. Esta nos hablaba de viajes y polvos con camioneros por carreteras españolas. Fernando no llega a tanto pero mezcla la erudicción con Tamara y Salsa Rosa, con Domingo Sanchéz Blanco y camisetas del Inter de Milan. Merece la pena que le echeis un vistazo al libro. Me lleve tambien un libro sobre la estética del Arte en Nietzsche para un trabajo que hare en Agosto y que me llevara tiempo e interes.
Despues sali hacia la calle y me diriji a Fuencarral, me encontre en el mercado moderno como el paseante de Boudelaire, con esea transmutación de cuerpo y de mente que a veces consigo, unas veces en sentido positivo y otras en negativo, pero que me lleva a la Ataraxia más completa. Me deje caminar por las calles de Chueca y pense que las mejores criticas de Arte que se habian escrito las habian hecho los poetas. El propio Boudelaire, Sthendall, Novalis, Rilke, Octavio Páz... Sin duda el Arte es cosa de reflexión y reposo, para mi de interioridad. Puede que al mismo tiempo de Acción desenfrenada e instantanea pero siempre meditada. Despues de un Gin Tonic de Bombay Azul, segui bajando hacia el Prado y me cruce con hinchas españoles en dirección a la pantalla gigante de Colón donde dan los partidos de España. Por un momento me senti extraño con mis libros. Yo creo que existe otra distracción más poderosa que el Futból. La adicción a la actualidad, a la información. A la prensa que nos aliena a un lado o a otro de la pista de choque. Cuantas lecturas perdidas por la prensa tendre en mi vida. Nos posicionamos en torno a unas siglas de emisora de radio y ademas nos creemos más importantes que quien ve los partidos de futbol. ¿ Con que derecho nos discriminan la información?, ¿Con que derecho la inventan? Creo que me dedicare a una vida diletante como el señor G. En el ultimo cruce antes de meterme en coche, le dije a una agente de movilidad, ¿A que hora deja usted de impartir la justicia víal? ¿se tomaria unas ginebras de botella rubendariniana conmigo? Todavia me suena su silvato en los oidos.

3 comentarios:

Ponce dijo...

Valentin quiero ir de paseo y de cafes por madrid contigo!

luis ponce

neleis dijo...

En teoría, nadie debería conocer la identidad del vengador enmascarado que se esconde tras el alias de Trentoirredento... Así que nada de nombres, por favor, que acabais con el mágico anonimato del blog.

Y tú sigue escribiendo, V, que nos encanta leerte.

Claude Lacombe dijo...

Nos encanta leerte, confirmo, rubrico, constato y acuerdo.