14.11.13

Me gustaría no ver dos veces el mismo sitio

Me gustaría no ver dos veces el mismo sitio. Acercarme andando a la estación. Me gustan las estaciones de tren. Miles de despedidas y de besos. Hasta siempre-nunca-puede- te llamo- adiós-adiós-adiós. Cruce en doble E, ese tren de Duquesne andando día y noche. El tren vuelve a silbar, llega la hora y suena con la cadencia de un bypass. Sigo creyendo que no me mentiste. Sigo yendo a la estación cada día. Cambian las estaciones y el sol muda sus colores en los tragaluces. Me gustaría no ver dos veces el mismo sitio. Apearme al final del recorrido, no saber donde estoy hasta ver el idioma. Aún sueño con el Orient Expres. Paris-Constantinopla o 19 de mayo de 1977. Abrazar no dar la mano. Besar y no abrazar. Vamos al coche-cafetería. Trenes, asignatura troncal de la carrera, juramento hipocrático del adiós. Rutina estructura de la vida. Orden-nomina-recibo. Colina-Mithos-Biblioteca de Adriano. Presagio-atavismo-razón. Malas cartas he recibido, pero voy a jugar esta mano te guste o no. Me gustaría no ver dos veces el mismo sitio. Escarbé con las manos, no hace mucho tiempo yo conducía mi vida. Cuando estás conmigo soy mil veces más feliz de lo que hubiera soñado nunca, que más me da el precio a pagar. ¿Quién no ha vuelto al rincón en el que fue? Te has llevado todas mis excepciones, a veces pienso no moverme más. No soy un tipo que busque problemas, aunque a veces tendría que pensar dos segundos más. Bonita tarde caballero, metido en este lodazal. Tendrías que darme todo lo que tienes, para que valiera la pena. Algún día te hare sentir la distancia, entre tus pies y el suelo. Hay cosas que van de mal en peor y cualquier cosa puede echarse de menos. Las traviesas no paran nunca, parecen infinitas. La luna se refleja en el cristal y este tren no quiere llegar nunca. Se lleva a sus vagones a rincones especiales. A lugares que tú y yo nos merecemos. Por eso me voy a viajar contigo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Siempre me gustó leerte.
Esme de Vilache.

V dijo...

Muchas gracias Vilache. Me alegra mucho volverte a sentir por aquí.

edu dijo...

Post realmente evocador. Gracias por tu verso e inspiración.

Un abrazo

Edu