13.3.12

Marzo


Fui a ver al Cigala y me encontré una nueva motivación al triste panorama musical que nos acompaña. (Esta frase va especialmente dedicada a esos rockeros que asustan, uhhuuuuhh, y que entran aquí a ver dónde voy y que hago) Ramón tiene el don de la voz de miel con aguardiente y aquí se acaba, porque no hay crónica cursi que se pague, ni jalimbas con los colegas que no acaben en la sureña. Seguiré al Cigala cuando cante y seguiré sin llamarte cuando no cante.

Las Luces de Bohemia del Maria Guerrero alumbran la obra de Valle en la mejor versión que he visto. Me la sé de memoria pero me sigue emocionando como si la descubriera. Gonzalo de Castro me sorprendió positivamente y después de verla, nos vimos obligados a mirarnos en los espejos deformes del callejón del gato cual el magnífico Don Dorio de Gádex (Angel Burgos), sin tener que imaginarnos que nos reina Isabel. Nos reina su descendiente y la nación sigue los mismos derroteros de vergüenza, solo que todos llevamos Smartphone.

Me aburrió el Montaplatos de Harold Pinter, no por la potencia de la obra sino por la flojísima interpretación de mi amigo Willy Toledo, tan acertado fuera de las tablas siempre y quizás desentrenado de las mismas. Que Lejos del recuerdo de ese escenario hace algún mes con ese animal llamado Viggo Mortensen, capaz de la dicción más delicada después de marcarse treinta flexiones en tu jeta.

Y el Estudiantes ganando fuera después de un año, en vísperas de la visita al palacio el sábado de los jugones hombres de negro. Y las tertulias que organiza mi Luis Ponce, siempre tan elevada en la cultura y el frikismo y tan liviana en la conciencia de clase. No le critico, ojo. Luis Ponce es un aristócrata del saber inútil y un poeta del guión certero. Comanda una tertulia (http://www.ivoox.com/tertulia-jinetes-del-apocalipsis-now-audios-mp3_rf_1101115_1.html) de fauvistas del cine y lleva el pensamiento a un infinito donde nunca llegará el mío. Lo llaman talento.

También lo tiene mi mujer que publica en la revista de El País sobre la cosa japo. Una referencia en el lejano oriente, mi esposa. Y me tiene aquí acogido sin cobrarme ni nada.

Desfile dominguero en la primavera de fuego y tristeza que vivimos. Me fotografían los reporters por llevar la bandera roja de la herramienta. Uno me saca con la lata de miau en la mano y le tengo que pedir que la borre, que luego la ponen y dicen que vamos de botelloni en la manifa. Saben que soy partidario del alcohol en la revolución, pero otra cosa es que te saquen los papeles a mala leche. Que pal papa bien que había agua…

Para el treinta la herramienta en la zarzuela y las melenas ayer modernistas, hoy perriflautas en el gobierno. Aunque Luis Ponce y sus tertulianos estén por encima de la lucha de clases…

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pareeeee, qué guapo sales en la foto, qué elegancia, qué saber estar!!!!! Viva la revuelta empapada en birra!!!!!!

K.

V dijo...

Pare,guapa guapa, será la Berta.

Luis Ponce dijo...

Qué foto! esa bandera cuantos años tiene? Oye que nosotros somos antisistema pero de la palabra, cuantas veces hemos llamado hija de puta a la Cospedal? qué podemos hacer más allá de eso? Qué pasa con el wasap???

Luis Ponce dijo...

oye que nos hacemos unos jinetes políticos y entras en directo, ponte skype y comprate un micro!

V dijo...

Tengo Skype pero no micro, El wasa ese, pues muy bien coño. Ya se que eres antisistema, esto lo redacte antes de escuchar la última tertulia donde se incitaba a la huelga violentamente, como dios manda. No ahora, que me acuerdo, tengo un micro en el curro creo, a ver si lo busco.

La bandiera rossa fue de mi padre, es autentica, con las herramientas bordadas, nada de esas de mariconeo que llevan el soe y el pp de plastico guarro. La saco en las grandes e historicas jornadas.